La urgencia de mejorar veredas de calles cercanas a los servicios de Salud y accesos para personas que transitan en sillas de ruedas

Written by Raquel Concha on . Posted in Actualidad, Titulares

Por Raquel Concha Prado.
               Me toca hoy, 20 de marzo en la mañana, concurrir con mi hermano a control con la neuróloga, en el Consultorio de Especialidades de Quilpué. Salgo de mi casa y lo traslado en silla de ruedas, como siempre, ya que es parapléjico. Salimos tipo 8.15 para llegar a tiempo, ya que la hora de atención es a las 9.
               Por el camino empiezan las dificultades, ya que el cruce de calle Peñuelas no tiene paso de peatones en ningún sector, salvo en calle Recoleta, llegando a Marga Marga. Luego, las veredas de la calle Covadonga están en mal estado, por lo que el tráfico se hace difícil, pero ya estamos acostumbrados.
               El problema principal está en la calle San Martín, donde hay que subir a mitad de cuadra, entre Covadonga y Samuel Valencia, para entrar al Consultorio de Especialidades. Por esa entrada, también está el acceso de ambulancias. Debo esquivar autos y ambulancia para poder entrar por el acceso principal. Por Samuel Valencia es imposible, pues hay escalera.
               Normalmente, salimos a pasear con mi hermano al Portal de Belloto, ya que el camino es más parejo, pero cuando se trata de realizar los controles en el Consultorio de Especialidades, un trámite obligatorio, esperamos poder contar con un acceso más expedito, ya que muchas personas deben tener el mismo problema que tenemos nosotros.
PERSONAS SORDAS
                 Otra de las dificultades que se presentan es el hecho de que el personal no esté capacitado para comunicarse en Lengua de Señas con las personas sordas. Mi madre es sorda y, normalmente, la acompañamos, como corresponde, a sus controles. Sin embargo, me imagino el problema de los sordos que no tienen quién los acompañe e indique que no escuchan. Muchas veces se han dirigido a ella y, cuando no contesta porque no escucha, al no percatarse, a veces hasta la han insultado, pues creen que no quiere contestar.
                 Por supuesto, estamos conscientes de que no toda la gente puede y debe saber que una persona es sorda o no, pero en el caso de los funcionarios públicos, especialmente, de Salud, deben estar preparados en este aspecto, pues se da en los consultorios y servicios públicos; saber Lenguaje de Señas, aunque sea de manera básica; y, por último, tener empatía, que es algo que se adquiere en el cotidiano vivir.
                 Integrar e incluir son metas grandes que se cumplen con pasos pequeños y constantes, de la sociedad entera, y ayudan mucho más a todas las personas con capacidades diferentes.
 

Articulos Relacionados:

Tags: , , ,

Messages not found