LocalMedioambiente

Declaran admisible recurso de protección contra la aprobación del Plan Regulador de Quilpué

La acción judicial Rol 8010/2018, que solicita retrotraer todo el proceso, fue interpuesta por la medioambientalista, Susana Soto Jorratt, en representación de los vecinos de la comuna.

Como una excelente noticia calificaron los más de dos mil vecinos que ya han firmado la solicitud de participación ciudadana el que la Corte de Apelaciones de Valparaíso declarara admisible el recurso de protección contra la aprobación del Plan Regulador de Quilpué; una de las causas por las que están luchando desde hace más de dos años.

La acción judicial Rol 8010/2018, que solicita retrotraer todo el proceso, fue interpuesta por la medioambientalista, Susana Soto Jorratt, en representación de los vecinos de la comuna, la que fue admitida el pasado jueves, 20 de septiembre.

“El Recurso contra la aprobación del Plan Regulador de Quilpué efectuada por el Concejo Comunal de Quilpué, presidido por su alcalde Mauricio Viñambres, pide retrotraer todo el proceso ya que, a mi juicio, se ha incurrido en graves errores y vicios que deberá resolver la Ilustre Corte de Apelaciones de Valparaíso,  tales como pasar a llevar la normativa al no informar a todos los vecinos afectados, al modificar el Instrumento sin exponer a la comunidad, produciendo indefensión; al cometer errores de procedimiento en la aprobación misma otorgando fundamentos a las observaciones ingresadas por la comunidad, sobre todo si estas fueron rechazadas”, indicó Susana Soto Jorrat, medioambientalista de Quilpué.

Además, explicó que “la norma indica que en esa oportunidad se debe analizar una a una las observaciones y votar, a su vez, una a una. No se consideró incorporar en la memoria explicativa un informe fundado acerca de los incendios, destacando el Municipio que no era un tema importante a considerar, en circunstancia que Quilpué es declarado zona de latencia, y existiendo una DDU que obliga a tener planes de contingencia incorporados en los planes reguladores. En fin, espero que la Corte resuelva a favor de los vecinos”, agregó.

CONGELAMIENTO Y DENSIDADES

En este sentido, la ingeniero Cristina Olavarría Simonsen señaló que “el recurso declarado admisible, por la Corte de Apelaciones está sólidamente fundamentado y era indispensable, por la acumulación de vicios legales del proceso de aprobación municipal que dejaba en total indefensión a todo vecino que no fuera propietario de grandes terrenos inmobiliarios”.

La experta aseveró que con el proceso “se llegó más allá del límite legal. Una suerte de maña para limitar al máximo la participación ciudadana y desinformar a vecinos por la prensa, hablando de alturas en vez de densidades, presionando plazos con un congelamiento totalmente permisivo,  reinterpretando el Premval para loteo y ocupación de áreas verdes y culpándole de expropiaciones que ya habían sido aprobadas hace cinco años por el propio municipio”.

Entre otros temas, la ingeniero expone que “nunca se hizo didacta municipal a vecinos para que entendieran los tecnicismos con que se les habló en las audiencias, de mínima difusión vecinal y tampoco se les otorgó el tiempo necesario para sus consultas, todo esto a modo de ocultar y manipular al máximo la desinformación. Tampoco se informaron los  lugares y fechas de comisiones de urbanismo ni se les permitió hablar a vecinos que pudieron casualmente asistir. Se espera que mediante este recurso se elabore un nuevo proyecto por y con los actuales ciudadanos, como corresponde”, concluyó Cristina Olavarría.

CARTA A EL MERCURIO

Por su parte, Marcia Pérez Rojas, representante de Vecinos Organizados de Quilpué, envió una carta a El Mercurio de Valparaíso, en que indica “con fecha 22 del presente, el medio que usted tiene a bien dirigir, publica una entrevista a concejales de Quilpué. En dicha nota, concejales de la comuna indican su disponibilidad a modificar el Plan Regulador que ellos mismos aprobaran el pasado 14 de agosto, aduciendo la flexibilidad que tendría tal plan, susceptible de ser modificado en función de proyectos inmobiliarios según oferta de empresas constructoras. También señalan mostrarse preocupados por los dichos de la Cámara Chilena de la Construcción y “grupos medioambientalistas” respecto del impacto de dicho plan para el futuro de la ciudad. Al respecto, decir que un plan regulador nace con la finalidad de planificar los espacios urbanos y armonizar el desarrollo de la ciudad y sus habitantes, fijando normas de carácter general y desde su formulación dicha norma se supone permanente en el tiempo y no debieran responder a las exigencias de grupos empresariales ni proyectos privados”.

La carta continúa diciendo “el proyecto aprobado por el Honorable Concejo Comunal ha generado rechazo generalizado por parte de la ciudadanía, que no ha sido escuchada, por constituir un perdonazo y autorización generalizada a la expansión inmobiliaria desordenada de los últimos 12 años y proyectos en vías de construcción que sumarían unos 25.000 habitantes adicionales a nuestra ya saturada ciudad. La expansión inmobiliaria ha generado saturación  vial y humana en la comuna y que ahora se pretende subsanar mediante limitaciones dañinas al desarrollo de determinados sectores de la comuna”.

Asimismo, agrega que “extraña que El Mercurio indique que los concejales estarían dispuestos a modificar según observaciones de la Seremi Minvu, toda vez que están obligados por el proceso a realizar dichas modificaciones sin que ello sea noticia. Más bien lo sería que se negaran a acatar observaciones emanadas de la autoridad responsable, con la consecuente paralización del proyecto”.

La carta concluye con las siguientes observaciones: “señalar que el día viernes, y en el marco del mismo proceso, fue acogido un recurso de protección contra el Honorable Concejo Municipal de Quilpué por la responsabilidad que le cabe en la aprobación de un plan que daña el futuro y calidad de vida de la ciudadanía. Señalar además, que la Contraloría ha remitido a Seremi Minvu  un dictamen relativo al respecto por lo dispuesto en el Plan Regulador Regional, Premval, ya varias veces alterado por el proyecto aprobado el 14 de agosto. Los vecinos abajo firmantes abogamos por un plan regulador participativo que proyecte a la ciudad a su mejor expresión con respeto e incorporación del medio ambiente”, finalizó Marcia Pérez.

Cabe señalar que, según la resolución de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, el Concejo Municipal tiene ocho días hábiles para remitir los antecedentes que obren en su poder para la acertada resolución del recurso, bajo apercibimiento de prescindir de su informe.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba