Policial

Carabineros rescata a niño de 11 años que cayó en un pozo en Los Perales

Fue a buscar su pelota, y la tapa de la noria de 10 metros, cedió.

Fue el propio capitán Claudio Ramírez, comisario de la Segunda Comisaría de Quilpué, el que compartió feliz las imágenes del rescate de un niño de 11 años de la Escuela Los Perales del sector de Quilpué con el mismo nombre, quien cayó a un pozo de 10 metros, salvando ileso.

“Fue a sacar una pelota, cedió la tapa del pozo y se fue al fondo. Afortunadamente, no resultó con lesiones graves. Tenía unas erosiones, no más, en su bracito izquierdo, y hubo que sacarlo porque el pozo de 10 metros estaba seco, pero como tenía restos de árboles y hojas abajo, amortiguó bien el golpe. Así es que, gracias a Dios, no pasó nada grave”, relató el comisario quilpueíno.

Cabe recordar que la seguridad de pozos es una obligación de los propietarios y de responsabilidad moral de todos los ciudadanos. Mediante señales y barreras, se debe evitar el acceso fácil, especialmente, para los niños. Deben estar tapados y vallados, para proteger a las personas y los animales de caídas accidentales, así como para preservar el agua del acuífero de la contaminación. Esta obligación es aplicable a los que están en uso y los que están fuera de uso. En este último caso se debe llevar a cabo un sellado definitivo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba