Uncategorized

Con apoyo Corfo la Cooperativa Weltun Mapu implementa en Quillota planta de reciclaje de residuos de invernaderos

Iniciativa busca entregar servicio de compostaje a 200 de las 400 hectáreas de plantación en viveros que existe en Quillota.

Brindar soluciones de sostenibilidad a la gestión de residuos orgánicos de la agroindustria de la provincia de Quillota, fue el propósito del proyecto planta de reciclaje y valorización de residuos agroindustriales y comunitarios Weltun Mapu, apoyado por Corfo a través del programa “ACTIVA CHILE APOYA COOPERATIVAS”.

Hoy, la planta ubicada en dos hectáreas en el sector de San Pedro, en la comuna de Quillota, cuenta con la impermeabilización del piso, la instalación de equipamientos y el cerco perimetral, inversión que fue comprometida en la postulación del proyecto al programa Corfo.

El gerente de la Cooperativa Weltun Mapu, Jorge Sánchez, explicó que la planta de Quillota es la segunda después de la de Limache y se implementó para poder dar solución a la agricultura en la gestión correcta de los residuos orgánicos y colaborar con la economía circular de la región.

“Nosotros tratamos fundamentalmente plantas de tomate, pimentón y pepino. Digo plantas o matas porque al término de su proceso productivo -después de 6 meses de su proceso productivo- deben ser arrancadas de los invernaderos y en vez de ir a los esteros o disposiciones incorrectas y para que no generen gases de efecto invernadero como el metano, nosotros hacemos el retiro de los residuos de los campos, lo traemos a la planta de compostaje y lo gestionamos de forma correcta para disminuir el potencial de impacto ambiental y transformarlo en algo que vuelva a la tierra. Ese es el nombre de nuestra cooperativa Weltun Mapu, devolver el valor a la tierra”.

Dichas plantas se transforman a través de un proceso compuesto por compost microbiológico controlado, con microbiología endémica y finalmente el compost obtenido va nuevamente al suelo para fertilizar la tierra.

Etienne Choupay, director regional de Corfo Valparaíso, destacó la iniciativa, precisando que responde a la hoja de ruta de Economía Circular, y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 sobre producción y consumo responsable. “Es un proyecto que nos deja conformes porque está en línea con el trabajo que estamos apoyando y fomentando desde la dirección regional y Corfo en materia de sustentabilidad”.

Cabe precisar que en la comuna de Quillota hay cerca de 400 hectáreas de producción bajo invernadero y cada hectárea genera cada semestre alrededor de 100 metros cúbicos de residuo orgánico de plantas de tomates. Sánchez comentó que, con la nueva planta de compostaje de Quillota, la Cooperativa espera lograr entregar servicio a 200 hectáreas.

“El tema de los residuos orgánicos hoy y siempre han sido un gran problema. Antes estas plantas iban a dar a la orilla del Río Aconcagua y también eran quemadas. Con lo que estamos haciendo es dar una solución a la esa problemática ambiental. Adicionalmente a la problemática productiva porque lo que antes se tardaba una semana en retirar esas plantas de un predio agrícola de 3 hectáreas, nosotros tardamos mediodía a través de nuestra metodología más mecanizada de retiro de residuo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba