Obras maestras del Romanticismo interpretará el pianista Pablo Echaurren

Con esta presentación continuará la XXVI Temporada Artística de Viña del Mar, que cuenta con entrada liberada al público, con invitaciones que pueden ser retiradas en la Sala Viña del Mar, Arlegui 683.

Un repertorio de gran exigencia técnica y vuelo artístico con sonatas de Ludwig van Beethoven y baladas de Federico Chopin, dos compositores emblemáticos del período Romántico, interpretará el pianista Pablo Echaurren este viernes 13 de julio, a las 19 horas, en el Espacio HOH del Hotel O´Higgins de Viña del Mar.

“Con Beethoven siento una conexión muy profunda hacia su música. Para mí es el compositor más grande que ha existido. Por otro lado, me atrae Chopin por el desafío que presenta en cuanto a la técnica, no como algo banal que te permite tocar con destreza y sortear obstáculos, sino como algo tan íntimamente ligado a la expresión musical que se convierte en la misma”, señala Pablo Echaurren.

El programa contempla la Sonata No. 26 en Mi Bemol Mayor Op. 81a “Les Adieux” y la Sonata Nº 30 en Mi Mayor Op. 109, de Ludwig Van Beethoven, para luego continuar con las Baladas Nº 1 en Sol Menor, Nº 2 en Fa Mayor, Nº 3 en La Bemol Mayor y Nº4 en Fa Menor, de Federico Chopin.

Al respecto, Echaurren enfatiza que “las Sonatas de Beethoven son obras tremendamente importantes del repertorio pianístico. La primera sonata que tocaré, Los Adioses, se clasifica dentro del segundo período compositivo de Beethoven, por ende ya vemos un mayor desarrollo pianístico, más virtuosismo, uso amplio del teclado y mayor rango expresivo. La Sonata Op. 109 en cambio es más compleja. Situada en el tercero y último período compositivo de Beethoven, del cual vienen probablemente las más grandes obras del compositor. Es una pieza de carácter introspectivo, metafísico y podríamos decir, por momentos más cercano a lo espiritual. En esta sonata Beethoven demuestra una mayor madurez musical, propia de su camino ya recorrido como compositor”.

Con respecto a las Baladas de Chopin señala que “es un poco diferente, sus obras son por lo general, técnicamente muy difíciles; hay un desarrollo pianístico importante que requiere de destreza, precisión y agilidad, y por sobre todo, siempre conectado a una expresión muy ligada a la emocionalidad. En este sentido, Chopin es un compositor de extremos, y en estas piezas en particular con alto contenido dramático”.

Este concierto será una oportunidad imperdible para apreciar el talento de Pablo Echaurren, quien realizó su primer concierto a los 7 años y a los 10 años participó en el concurso Claudio Arrau, obteniendo el 2º lugar. Paralelamente, en su colegio “Giordano Bruno”, estudia flauta y violín y participa en diversos conciertos de música de cámara. A los 13 años ingresa al Conservatorio de Música de la Universidad Mayor.

En abril 2017 es invitado a tocar en el Concierto-Exposición “Valores de Pirque”. En agosto, participa en el Concurso de jóvenes talentos de la Orquesta Sinfónica de Chile interpretando el concierto No 5 de Beethoven “El Emperador” obteniendo el segundo lugar. A fines del 2012 egresa de interpretación superior mención en Piano de la Universidad Mayor como alumno del destacado profesor Luis Alberto Latorre. El 20 de octubre de 2014 rinde su examen de título obteniendo distinción máxima.

En enero del 2015 audiciona en Eastman School of Music, Rochester, New York y Jacobs School of Music University of Bloomington. Indiana en Estados Unidos.  Es aceptado en la Jacobs School of Music, donde gracias a la ayuda financiera otorgada por la Universidad de Indiana, Fundación Ibañez-Atkinson y Conicyt (Becas Chile) obtiene su grado (MM) Masters of Music en Piano Performance.

Con esta presentación continuará la XXVI Temporada Artística de Viña del Mar, que cuenta con entrada liberada al público, con invitaciones que pueden ser retiradas en la Sala Viña del Mar, Arlegui 683.

La XXVI Temporada Artística de Viña del Mar es organizada por la Corporación Cultural de Viña del Mar y se encuentra acogido a los beneficios de las leyes 18985 y 20675, sobre donaciones con fines culturales.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *