UPLA capacita a más de 30 profesores de la región para incentivar el estudio de las ciencias en confinamiento

***Equipo del Programa de Indagación Científica para la Enseñanza de las Ciencias trabaja con docentes de planteles municipales y subvencionados de Valparaíso, Limache, Casablanca y Quintero, a quienes también les proporciona apoyo psicológico.

Innovar en las prácticas educativas docentes para mejorar la enseñanza y aprendizaje de las ciencias, además de generar la oportunidad de fortalecer el desarrollo profesional y emocional, es la principal tarea que desarrolla el equipo de ICEC-UPLA en las comunas de Casablanca, Limache, Valparaíso y Quintero.

El ICEC, Programa de Indagación Científica para la Enseñanza de las Ciencias del Ministerio de Educación, se inserta en Comunidades Profesionales de Aprendizaje (CPA), que son espacios de reflexión docente donde sus participantes comparten y cuestionan críticamente sus prácticas, de forma propositiva, colaborativa e inclusiva. Dado el contexto actual de pandemia, también se proporciona apoyo en lo emocional.

Karen Cuevas, académica de la Facultad de Ciencias de la Educación y Coordinadora Ejecutiva del Programa ICEC de la UPLA explica que el escenario actual les exige implementar nuevas herramientas e incorporar nuevos profesionales para satisfacer las demandas de los profesores que participan del programa.

“Nos hemos reunido ya con tres comunas, hemos empezado a trabajar de manera virtual con los profesores, hemos tenido que redefinir los elementos a trabajar en las Comunidades Profesionales de Aprendizaje en relación a la pandemia, y a la necesidad y a lo que requieren los profesores del sistema escolar. Frente a eso, tenemos en el equipo un psicólogo, José Luis Pérez, también tenemos a una profesora desde la línea experto práctico, que es Paula Gutiérrez”.

José Luis Pérez, psicólogo del ICEC, comenta que, si bien el foco sigue siendo la educación y la indagación científica, también se está dando respuesta a las necesidades emocionales de los docentes.

“Tradicionalmente, se hablaba de que existen trabajos físicos y trabajos mentales o intelectuales. Hoy esta separación nos parece un poco ingenua, pues sabemos que estar 7 horas sentado en un escritorio, además de un desgaste intelectual, tiene un desgaste físico o, mejor dicho, el cuerpo en algo se resiente con eso. Un profesor o una profesora son parte de un trabajo así, un trabajo que podríamos llamar emocional”.

En este sentido, Paula Gutiérrez, docente del programa, dijo que a pesar de las limitaciones que impone la pandemia, una de las principales herramientas para enfrentar estas y otras dificultades es la creatividad.

“Ser creativos. Dado los espacios actuales es súper limitado lo que se puede hacer y lo que se le puede pedir a los estudiantes. Por lo tanto, es súper importante pensar en qué necesitamos en este nuevo escenario, para nosotros como equipo es súper valioso que los colegas piensen en cómo, desde lo práctico y lo cotidiano, sacan en limpio nuevos conocimientos, en cómo también desde la lejanía, desde la virtualidad, podemos dar soporte a los niños”.

El trabajo del ICEC UPLA se desarrolla mediante la plataforma de videoconferencia Meet de Google, con más de una treintena de profesores de establecimientos municipales y subvencionados de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *