Abogada quilpueína es la encargada del Centro de Apoyo a Víctimas de la Quinta Región

El organismo, ubicado en Valparaíso, se dedica a ayudar psicológica, social y judicialmente a quienes fueron perjudicados por algún delito.  
Cuando la década pasada comenzó a implementarse en Chile la Reforma Procesal Penal, muchas críticas advirtieron que el sistema otorgaba demasiadas garantías a los imputados pero, por otra parte,  desprotegía a la sociedad.
Por esta razón, el año 2008 el Gobierno creó a través del Ministerio de Interior y Seguridad Pública, el Centro de Apoyo a Víctimas, un organismo encargado de dar asistencia social, legal y psicológica a quienes sean perjudicados por algún tipo de delito.
Ana Cuadros junto al Seremi de Economía de Valparaíso, Mauricio Silva, en salida a terreno del Centro de Apoyo a Víctimas..
La actual coordinadora de la sede ubicada en la Quinta Región es Ana Cuadros, abogada quilpueína que ha forjado una carrera en esta ciudad, representando incluso, varias causas judiciales de índole social como la defensa del Fundo El Carmen y a la Unión Comunal (UNCO) de Juntas de Vecinos de Quilpué.
Cuando Ana asumió la jefatura de esta institución el año 2011, se sintió altamente gratificada pues a través de este sistema podía hacer algo por los más afectados dentro de un proceso judicial, ya que nunca ha estado conforme con la marcada diferencia entre el tratamiento legal que reciben los delincuentes y el que reciben las víctimas.
“A través de esta reforma los delincuentes tienen derecho a un abogado y son informados oportunamente de todo el proceso judicial. Sin embargo, el afectado muchas veces no se entera ni siquiera de cuando es la audiencia, siendo que es el que se encuentra en estado de vulnerabilidad y muchas veces, en un estado traumático”.
Además, Ana indica que la prensa contribuye a aumentar la sensación de inseguridad de las  víctimas. “Por poner un ejemplo, cuando la prensa publica los delitos lo hacen con las fotos, nombres o características de los afectados, provocando un dolor aún más profundo después de la experiencia vivida. De esta manera, terminan siendo tan o más expuestos en la opinión pública que los culpables”, enfatiza.
QUIENES PUEDEN ACUDIR AL CENTRO DE APOYO A VÍCTIMAS
El Centro de Apoyo a Víctimas ha aumentado su atención, ingresando más personas a atención reparatoria especializada. En el año 2010, existía un ingreso mensual de 10 personas, aumentando el año 2011 a un promedio de 70, gracias a la mayor difusión realizada.
 
En la oficina del Centro de Apoyo a Víctimas trabajan abogados, psicólogos y asistentes sociales.

Según comenta Ana Cuadros, “esto es porque han ido adquiriendo confianza en nuestro proceso y por las efectivas vías de acceso que se han implementado para que los afectados puedan acceder al programa”, declara la abogada.

Así, una de las formas en que se pueden ingresar al centro mediante demandas espontaneas, “cuando una persona ha sido víctima de algún delito,  se presenta aquí para que un asistente social atiende el caso y verifique si nos corresponde tratarlo a nosotros. Si no es así, hacemos una derivación acompañada a algún organismo de la red como el Sernam o el Sename”.
Otras de las vías de Ingreso es mediante derivaciones, “son los casos que transfieren los colegios, universidades u otros organismos públicos y que requieren de nuestra intervención”, indica.
Además, diariamente se realiza una revisión de los medios de prensa regionales, “esto lo hacemos para mantener un seguimiento de los hechos delictuales que arrojen victimas. Nos enteramos de los delitos, Carabineros o PDI nos dan los datos y posteriormente, contactamos a los afectados para ofrecerles nuestra asesoría”.
De esta manera, en este lugar se atienden a las personas que hayan sido víctimas de  delitos violentos, víctimas indirectas de homicidios, robos con violencia, intimidación, delitos sexuales de mayores de edad y de menores -solo cuando los agresores son ajenos a la familia-, secuestros y sustracción de menores.
“Para nosotros lo importante es el relato de la víctima, no exigimos denuncia previa porque suponemos que nadie va a mentir sobre una agresión grave. Así que hacemos un llamado que quien necesite de nuestra asesoría se acerque con absoluta confianza, porque aquí recibirá asistencia inmediata, personalizada y completamente gratuita”, finaliza la abogada.
Para acceder a la asesoría del Centro de Apoyo a Víctimas, deben llamar al número 6008181000 o asistir directamente a la oficina ubicada en Valparaíso en Freire 657, entre Colón e Independencia.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *