ActualidadNoticias

CORE alerta sobre efectos de proyecto de extensión eléctrica

               En el marco del proceso de Evaluación Ambiental del proyecto “Plan de Expansión Chile LT 2×500 kV Cardones – Polpaico”, el Consejo Regional (CORE) de Valparaíso manifestó su opinión colegiada a la dirección ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), expresando su preocupación por los eventuales riesgos y efectos negativos que pudiese producir la ejecución y operación de dicha iniciativa.
               El documento, que cuenta con la firma de los presidentes de todas las bancadas políticas que conforman el CORE,  fue gestionado a través de la Comisión de Ordenamiento Territorial, cuyo presidente, el consejero Percy Marín Vera, indicó que “más allá que una de nuestras funciones es salvaguardar el medioambiente de nuestra región, este proyecto es una de nuestras principales preocupaciones hoy en día, por la extensión que tiene y la gran cantidad de población y territorio que potencialmente puede afectar: las comunas de La Ligua, Papudo y Zapallar (Provincia de Petorca),  Puchuncavi y Quintero (Provincia de Valparaíso), Quillota (Provincia de Quillota); Quilpué, Limache y Olmué (Provincia del Marga Marga)”.
               Cabe señalar que el proyecto consiste en una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje (500 kV) en doble circuito y las subestaciones que permiten modificar el nivel de tensión necesaria para su interconexión al Sistema Interconectado Central (SIC), que comprende una extensión de 136 kilómetros de tendido sólo en la Región de Valparaíso.
                “Nos preocupa los posibles efectos negativos en la salud de la población, además de los daños al ecosistema, paisaje y las economías locales. No permitiremos que surja un nuevo foco contaminante en la Región, tal como ocurre en las comunas de Quintero y Puchuncaví, zona que constituye uno de los principales alimentadores energéticos del Sistema Interconectado Central, conjuntamente con Quillota”, informó Marín.
               Finalmente, además del precedente que el CORE ha dejado en el proceso de Evaluación Ambiental, se enviaron oficios a los ministerios de Medio Ambiente, Energía, SERNAGEOMÍN y a la Comisión Nacional de Energía, con el fin de solicitar mayores antecedentes de este proyecto. Asimismo, prontamente la Comisión de Ordenamiento Territorial realizará una jornada participativa, donde todos los actores políticos, sociales, ambientales y gubernamentales serán convocados.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: