Declaración Pública del Colegio de Matronas y Matrones de Chile

El Colegio de Matronas y Matrones de Chile, frente a una fuente de contagio por Covid-19 que afecta a la Maternidad del Hospital Sótero del Río, en Puente Alto, tiene el deber de informar lo siguiente:

–              Solidarizamos con las siete matronas que hoy están diagnosticadas con coronavirus. Nuestros pensamientos de fuerza y apoyo a ellas y sus familias, por los difíciles momentos de angustia que deben estar pasando, deseándoles una pronta recuperación.

–              Queremos aclarar enfáticamente que la fuente de contagio no fue una matrona, como erróneamente han reproducido algunos medios de comunicación, sino que sería una funcionaria que trabaja en la Maternidad la causante. Esto deberá determinarlo la investigación interna que tendrá que realizar la dirección del hospital.

–              Sin embargo, estas primeras informaciones han generado un daño irreparable a la imagen y confianza hacia los y las profesionales de la matronería, en un contexto de catástrofe como el vivimos hoy. Solicitamos a la prensa rectificar y aclarar dichas informaciones erróneas.

–              Las matronas y matrones tienen un fuerte compromiso con la salud sexual y la salud reproductiva de las chilenas, y por ello han sido extremadamente rigurosos de evitar sufrir algún tipo de contagio, pero, como todo el personal de salud en medio de esta pandemia, no están exentos de estos riesgos.

–              Por ello, este caso demuestra claramente la urgente necesidad que las y los profesionales de matronería cuenten con los equipos de protección personal (EPP) tal como el resto de los otros equipos sanitarios, y no ser invisibilizados y segregados, como ha sido la tónica desde que se inició esta emergencia sanitaria hace seis semanas.

–              Los controles de embarazo, los partos, la administración de anticonceptivos o tratamientos hormonales, por ejemplo, no se detienen en tiempos de pandemia, sino por el contrario, se mantienen e incluso aumentan, por lo que son más necesarias que nunca la labor de matronas y matrones, pero su trabajo debe hacerse bajo estrictas medidas de seguridad.

–              Finalmente, hacemos un llamado a las autoridades de Gobierno a que den señales de tranquilidad y seguridad a las embarazadas de Chile, que hoy están preocupadas por hechos como el de Puente Alto. Por nuestra parte, seguiremos monitoreando que nuestras matronas y matrones cuenten con las condiciones de seguridad para seguir trabajando.

Santiago, 14 de abril de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *