Dirección del Trabajo suspendió a local de venta de parabrisas en La Calera por estar funcionando sin cumplir servicios esenciales

Operativo con la PDI se hizo en el marco de las medidas dispuestas por la autoridad sanitaria contra el Covid-19.

La Inspección Provincial del Trabajo de Quillota suspendió a una empresa de La Calera dedicada a la venta de parabrisas por pertenecer a una comuna en cuarentena y no prestar servicios esenciales, única condición que permite el funcionamiento en el marco de esa restricción sanitaria.

La determinación fue adoptada este martes en un operativo conjunto con la PDI en la empresa Parabrisas Villarroel, la que no podía funcionar debido a la ya señalada limitación impuesta por la autoridad sanitaria para contrarrestar al Covid-19.

Personal de la IPT y de la PDI llegó a la calle Aldunate N°640, en La Calera, donde funcionaba el local propiedad de Eduardo Villarroel Villalobos.

Al comprobarse el funcionamiento ilegal los fiscalizadores de la IPT ordenaron el cese de las actividades y aplicaron una multa por 20 Unidades Tributarias Mensuales, equivalentes a $1.006.440. Esto, por obligar a los trabajadores a prestar servicios en zona de cuarentena y por no llevar correctamente el registro de asistencia. La PDI, entretanto, dispuso la detención del dueño del local.

Cristian Chahuan, director regional del Trabajo, explicó que “ninguna empresa -grande, mediana o pequeña- puede estar funcionando en una comuna en cuarentena sin estar catalogada como de servicios esenciales, porque eso debilita la estrategia nacional contra la pandemia de coronavirus”, añadiendo que, por eso, “seguiremos fiscalizando las denuncias que recibamos en este sentido y, tal como lo hicimos esta vez, aplicaremos todo el rigor de la ley”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *