Dirigentes de Fenats denuncian que continúa colapso en Unidad de Emergencia de Hospital de Quilpué

Luego de una semana de la reciente denuncia que realizaron,  la vicepresidenta de Fenats Hospital de Quilpué relata la crítica situación en que se encuentran los pacientes  este martes 18 de enero. 

“La Unidad de Emergencia del Hospital de Quilpué sigue colapsada con pacientes hospitalizados. Hay un paciente fallecido en una silla de ruedas, existe un paciente infartado de 35 años que lleva toda la noche sentado en un berger, con la gravedad de la situación, está completamente lleno de pacientes hospitalizados de manera indigna, sin ninguna medida de seguridad, sin ningún espacio entre paciente y paciente, y las atenciones siguen funcionando de la misma manera, porque el Hospital no quiere entender que existe un colapso, porque mientras para ellos exista una tensión continua, el colapso no existe, y esa es su forma de defenderse. Sin embargo, los pacientes están siendo atendidos de la manera más indigna que puede existir”, es el grito de auxilio que esta mañana (martes 18 de enero) realizó  Patricia González, vicepresidenta de Fenats Hospital de Quilpué.

FALLECE EN SALA DE ESPERA

En cuanto al lamentable deceso del paciente en una silla de ruedas, el presidente Fenats Hospital de Quilpué, Marcelo Ahonzo, subrayó el hecho de que el paciente con C. A. Gástrico  falleció en la Sala de Espera, “ya que no contamos con un espacio habilitado para los pacientes críticos que, al igual que todos los demás, requieren de un lugar digno donde se les preste atención, con la consideración que merecen, tanto ellos como sus familias. Es algo que hemos expuesto y denunciado vez tras vez, sin obtener una solución”.

Al respecto, Patricia González aclaró: “el paciente esperó 15 minutos de atención y, luego, fue ingresado ya fallecido al Selector de Demanda de la Unidad de Emergencia, que es donde se selecciona la categorización para para ser atendido. Es decir, ingresó fallecido en una silla de ruedas. Si el paciente venía a tal punto de gravedad, independientemente de su diagnóstico, para fallecer en 15 minutos, debiese haberse atendido de una manera más digna. Aunque ya había fallecido, podrían haberlo puesto en una camilla, en un sector un poco más reservado, en donde la familia puedes estar con él. Sin embargo, el paciente ya fallecido estuvo por un lapsus más menos como de una o dos horas en la misma silla. Eso es falta de dignidad y humanidad, y no por poca voluntad de los funcionarios, sino porque no hay dónde poner a los pacientes, porque no hay espacio y la gestión no se hace por parte de los directivos. El paciente fallecido estuvo una o dos horas en esa silla con los familiares ahí, a su lado. Es realmente indignante. Como funcionarios no podemos seguir aceptando esta situación para los pacientes y sus familias”.

FALTA DE IMPARCIALIDAD EN LA ATENCIÓN

Patricia González, exigió para todos los pacientes el mismo trato digno, justo y sin preferencias. “Tenemos un paciente que lleva 12 horas en un berger, con un infarto, sin posibilidad de trasladarlo a cama por falta de PCR. Un infarto es algo grave para la salud de un paciente  joven, además. Lleva 12 horas, y recién ahora va a ser trasladado a la sala, a cama. Y, resulta que, hace poco rato, se infarto un médico, y apareció camilla, apareció atención médica, está en reanimación, y está siendo tratado como debe de ser tratado un paciente con un infarto que tiene el mismo diagnóstico de aquel paciente que estuvo 12 horas sentado en un berger. Consideramos que las condiciones debiesen ser iguales para todos, y si son dignas para un médico, porque existe una mayor gestión, tienen que ser igual de dignas y exisitir la misma gestión para un paciente”, enfatizó la dirigente.

UNA SEMANA ATRÁS

Hace una semana (martes, 11 de enero) los dirigentes del mismo recinto hospitalario comunicaron a la opinión pública del total colapso de la Unidad de Emergencia Adultos, situación que se acrecentó con el cierre de la U. E. A. B, debido a falta de recursos, indicando que, en ese momento, ya era “tremendamente preocupante que las autoridades no se hagan cargo de solucionar esta problemática”.

Asimismo, recalcaron su preocupación por la total falta de dignidad en la que el personal se ve obligado a atender a los pacientes, casi nulo movimiento de camas, sobrexposición entre paciente y paciente, falta de criterio médico al momento de hospitalizar, de contención y de seguridad para el personal, la falta de una gestora de camas durante los turnos de noche, nula preocupación respecto a la Unidad de Emergencia Infantil y condiciones laborales cada día más desfavorables.

Durante esa misma jornada (martes, 11 de enero), el Hospital de Quilpué respondió a través de un comunicado lo siguiente: “informa a su comunidad usuaria que se ha registrado un importante aumento de la demanda asistencial en la Unidad de Emergencia, tanto adulta como pediátrica, situación que está siendo abordada todos los días de manera integral para agilizar la atención de nuestros pacientes. Esta alta demanda asistencial, no ha “colapsado” el sistema, pues las atenciones se siguen brindando de manera ininterrumpida. Sí, se han extendido los tiempos de espera de la atención, priorizándose los casos más graves o de urgencia vital. Respecto al manejo de la pandemia, se han implementado diferentes estrategias para conservar el aislamiento de los pacientes Covid, lo que conlleva a un aumento de los tiempos de espera e ingreso a una cama de hospitalización en servicios clínicos”.

Respecto a la Atención Primaria, el comunicado indicó “hacemos un llamado a la comunidad a priorizar los dispositivos de Atención Primaria de urgencia, (SAPU, SAR o CESFAM) en situaciones que no representen riesgo vital o alto compromiso de salud, para dar prioridad a la atención de los casos más graves a nivel hospitalario. Se informa además que en la medida en que aumenten los casos de requerimiento de mayores recursos como camas críticas en los Hospitales públicos de mayor complejidad, la red asistencial del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota puede reactivar la red integrada para garantizar la atención de salud,  tal como se hizo durante las etapas más críticas de la pandemia”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: