“Don Francisco” también compra en negocios de Quilpué

El viernes 6 de abril, el destacado animador de “Sábados Gigantes” encargó una torta y llegó por ella hasta pastelería Alaral del Barrio Comercial Quilpué Centro. Es la segunda “visita ilustre” que reciben los comerciantes agrupados, ya que hace algunos meses el “Hacedor de Hambre” también visitó el sector.

Ingresar a pastelería Alaral, en pleno Barrio Comercial Quilpué Centro, es incorporarse a una atmósfera distinta; aromas que emanan de sus hornos se mezclan con los que provienen de un rico café. Se respira tranquilidad y se disfruta de los mejores sabores, pero esa calma se vio interrumpida hace unos días.

Cámaras y micrófonos aparecieron el pasado viernes 6 de abril en el local de calle Blanco, acompañando a Mario Kreutsberger, “Don Francisco”, quien llegó en búsqueda de una torta para la celebración de las bodas de oro de un matrimonio quilpueíno.

«Recibimos una llamada telefónica de Canal 13, una niña hizo el encargo y me dijo que la vendría a buscar Don Francisco», relata Sandra Devia, dueña del local,  quien sorprendida e incrédula se encargó del pedido. Su sorpresa fue mayor al día siguiente, cuando vio pasar por el umbral de su negocio al internacionalmente conocido comunicador.

«Me tiene la torta lista», dijo el animador apenas entró en medio de todo el equipo técnico que lo acompañaba, y es que el material, según cuentan los mismos locatarios del Barrio, será difundido en la nueva temporada del programa «Qué dice el público».

Esta es la segunda «visita ilustre» que recibe el Barrio Comercial Quilpué Centro, ya que hace unos meses fue Patricio Cisternas, más conocido como el «Hacedor de Hambre», quien visitó el sector. De hecho, por su intermedio, «Don Francisco» habría  decidido conocer el local.

«Me dijeron que nos habían visto en un comercial que hicimos con el “Hacedor de Hambre”, y que realizamos gracias al programa Fortalecimiento de Barrios Comerciales de Sercotec, así que yo creo que por ahí nos ubicaron. Fue todo tan rápido y yo no termino de creerlo», agrega la comerciante, quien no ha parado de recibir felicitaciones y reconocimientos de parte de su clientela y de los mismos quilpueínos.

La Pastelería Alaral es parte del Barrio Comercial Quilpué Centro, tradicional sector productivo de la ciudad de Quilpué que cuenta con una amplia variedad de micro, pequeñas y medianas empresas. Sus dueños son un matrimonio que se la ha jugado por mantenerla y reinventarla, participando de un trabajo asociativo. Además, de la mano del programa Almacenes de Chile, también de Sercotec, pudieron ampliar sus servicios al de cafetería, requiriendo más mano de obra, lo que se ha traducido en nuevas contrataciones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *