El Real Madrid abraza de nuevo la épica en la EuroligaE

El Real Madrid lo volvió a hacer. Abrazado a la épica, el conjunto de Laso volvió a abrumar al Efes con otro arrebato febril en el tramo final del partido que le llevó a una nueva remontada inverosímil después de verse 16 puntos abajo (13 de desventaja en el minuto 33). Garuba, hercúleo e incansable (24 puntos, 12 rebotes y 30 de valoración), Carroll, certero como en sus grandes noches (20 puntos), y la pareja Abalde-Rudy, sólidos e hiperactivos, lideraron otra hazaña madridista para empatar la eliminatoria de cuartos de la Euroliga (2-2).

Dispuesto a morir con las botas puestas, el Madrid jugó el último cuarto con el corazón en la boca. Caminando por la cornisa, con Garuba exprimiendo su umbral de agonía, y con un carácter irreductible, los de Laso volvieron a escapar de las catacumbas para igualar la eliminatoria y ganarse otro viaje a Turquía. Perdían los blancos por 59-72 a 7m 20s del final y, en ese instante, comenzaron a escribir otra de sus leyendas de pasión. Otro parcial memorable hasta el 74-73 primero, a falta de 1m 49s, y de ahí al 82-76 final. Un parcial de 23-4, con 10 puntos de Garuba en ese tramo y solo cuatro tiros libres concedidos. Ningún equipo ha remontado un 2-0 en contra en este formato de cruces de la Euroliga, pero el Efes vuelve a Estambul con la cara demudada y la jindama en el cuerpo. Mientras, el Madrid sale del envite con su ideario competitivo hormigonado. “Nuestra mentalidad ha cambiado respecto a los dos primeros partidos”, explicó después Carroll. “Empezamos a creer, a tener más confianza, y recuperamos el espíritu de lucha”, completó el escolta de Wyoming. “Sabíamos que iba a ser difícil, pero hemos demostrado un adn y un corazón que nos ha permitido forzar el quinto partido. A fuerza de luchar y luchar. Estamos más cerca de ser campeones de Europa. Con lo lejos que parece y lo cerca que está”, ambicionó Laso.

Como si fuera la continuación de los cinco minutos finales del tercer partido, el Madrid comenzó el cuarto asalto de la eliminatoria barnizado de confianza. Aplicado e intenso en la defensa zonal que volvió a cortocircuitar al Efes. Con Garuba y Tyus activando las turbinas, con la potencia de Abalde, la gracilidad de Carroll y el nervio de Alocén poniendo firmeza y dinamismo al plan. Acertado y voraz, el conjunto blanco firmó otros cinco minutos primorosos ante un rival desconcertado. Así llegó un contundente parcial de 17-0, con seis asistencias, tres robos y seis pérdidas provocadas, con 11 puntos de Carroll y cinco de Garuba, con paladas de fe ante un enemigo titubeante. De nuevo sin Tavares, por tercer partido consecutivo, con Thompkins mermado, y con Felipe en lugar de Vukcevic en la rotación, el Madrid afiló el orgullo para estirar la batalla. Pero el Efes no tardó en despertar y convirtió el arreón blanco en un espejismo.

Los gritos de Ataman y los puntos de Simon reactivaron progresivamente a un Efes hipotenso, pero seguro de su talento. La irrupción de Larkin y Beaubois sirvió al conjunto turco para enderezar el rumbo en un santiamén. Pasada la efervescencia madridista, el Efes descifró la defensa zonal, afinó la puntería y encontró un cargamento de puntos que le rescató del diván, con otro parcial de vuelta de 2-21, con ocho puntos de Larkin (19-21, m. 11). Fue el inicio de la tormenta turca.

El chaparrón de triples del Efes creció hasta un 8 de 10 en ese tramo (4 de 4 para Beaubois). La sístole madridista se quedó muy corta ante la diástole rival. El Madrid pasó de surfear la ola a ser arrollado por ella. El quinto triple sin fallo de Beaubois (19 puntos y tres asistencias en menos de 15 minutos) y el primero de Micic dejaron el balance de la sacudida en un +16 para los suyos poco antes del viaje a los vestuarios (31-47, m. 19). La rotación de pívots de Ataman consiguió gripar durante un rato el incansable motor de Garuba y el Madrid fue perdiendo determinación y precisión a partes iguales (10 pérdidas al descanso; 18 al final). Pero mantuvo la fe. En la estadística final: 25 asistencias para los blancos (8 de Llull, 6 de Alocén y 6 de Abalde) y 33-23 a favor en los rebotes (12 de Garuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escribenos
Hola Bienvenido.!
Hola Bienvenido y te invitamos a unirte a nuestro grupo de amigos https://chat.whatsapp.com/JQzQldvfGH57muSlpktkIq