En busca de la identidad

Quilpué ciudad dotada de incomparable belleza (para los que la amamos), ubicada estratégicamente, colindante con ciudades importantes de la Quinta región, buscada por los asmáticos, recetada por los médicos, lugar de encuentro de poetas y músicos.
Por Susana Soto Jorratt, Ecologista.

Ciudad, campo, industria entremezclada con vivencias especiales. Porqué teniendo tanto potencial ecoturístico, artístico, paisajístico, vitivinícola etc., existiendo y latiendo en cada uno de sus rincones, aún no logramos nuestra identidad.
Por qué es Quilpué aún considerada una ciudad dormitorio?… Visualizo una ciudad coherente con su destino natural, una ciudad símbolo de un atractivo sin igual, que cuando alguien diga “Quilpué”, agregue sin pensarlo el apellido… “Quilpué, y su gran Parque Ecológico”, o “Quilpué, ciudad ecoturística”, como cuando alguien nombra “Viña”, y salta el apellido casi sin pensarlo, “Viña, ciudad bella”.
Tenemos el potencial, nos falta organizarnos, desprendernos de nuestros egos, y trabajar en Pro de una ciudad con un destino único y diferente.
Desde niña he escuchado la frase “Quilpué, nido de tórtolas”, quizás sacar provecho a ello y poner un sello característico en aquella señalética inexistente, que nos recuerde esa bella avecilla.
Hermosear nuestra ciudad no es esperar tres años en un período alcaldicio, y avanzar sólo el cuarto para asegurar nuestra reelección… amar una ciudad es todos los días buscar el progreso sincero sin esperar nada a cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *