En V región PDI lanza campaña “Juega, Diviértete y No te Pierdas”

La iniciativa está orientada a difundir medidas de prevención y educar a la población sobre la labor policial en casos de extravío de niñas y niños.

               La Policía de Investigaciones de Chile, a través de la Jefatura de Ubicación de Personas, lanzó la campaña “Juega, Diviértete y No te Pierdas”, orientada a padres, adultos responsables del cuidado de niños y comunidad en general, con la que se busca sensibilizar en situaciones de riesgo, difundir medidas de prevención y educar a la población sobre la labor policial en casos de extravío de niñas y niños.
               Los riesgos o causas de extravío en menores de edad son distintos a los que afectan al resto de la población. Si en los adolescentes o adultos la mayoría de los casos son abandonos voluntarios del hogar por algún tipo de conflicto asociado a su ciclo vital, en la presunta desgracia de los más pequeños el factor que más incide es el conflicto de los padres por su custodia.
               Sin embargo, ese no es el único, ni el principal riesgo a que están expuestos. Con frecuencia los más pequeños se alejan de los adultos que los cuidan, por lapsos que van desde los pocos minutos hasta algunas horas, generando situaciones de mucha angustia.
               Cabe destacar, que solo entre enero y septiembre de 2015, la PDI ha realizado 8 mil 438 investigaciones por casos de personas extraviadas, en que 312 de ellas corresponde a Presunta Desgracia Infantil. En este contexto, la PDI implementará esta campaña en la V Región, a través de las Brigadas de Homicidios de Valparaíso, San Antonio y Los Andes, iniciativa que además es apoyada por autoridades locales.
Recomendaciones
               En casos de extravío de un menor, en áreas de alta concurrencia (por ejemplo: eventos, balnearios, plazas y parques, centros comerciales):
Para los niños:
  • No debes ir a ninguna parte solo, siempre hazte acompañar de un amigo o de un adulto responsable.
  • Al salir de tu casa, siempre debes comunicar a tus padres o persona que se encuentre a tu cargo el lugar donde te diriges.
  • Aprende tu nombre, el nombre y el teléfono de tus padres y tu dirección.
  • No dejes que se te acerquen ni traten de tocarte de una manera que te hagan sentir incómodo; si alguien lo hace, debes contárselo de inmediato a tus padres o adulto que tengas de confianza
  • Debes saber que si una persona adulta necesita ayuda, debe pedírsela a un adulto y no a ti.
  • Si estás en un lugar público con tus padres y de pronto te separas de ellos, no te alejes para ir a buscarlos; debes mantener la calma. Si ves a un policía o guardia de seguridad solicítales ayuda para ubicar a tus padres.
  • Debes defenderte en caso que alguien te quiera llevar contra tu voluntad. Grita: “este hombre o mujer no es mi padre o madre y está tratando de llevarme”.
Para los padres y/o adultos responsables:
  • Nunca perder de vista a un niño o niña.
  • Los datos de identificación son importantes. El menor debe saber desde edades tempranas su nombre, el de sus padres y un número de teléfono. También puede portar una tarjeta con estos datos. En caso de estar de vacaciones o que sea cuidado por un pariente, que también aprendan estas direcciones.
  • Enseñar mediante juegos, a los niños y niñas cómo actuar cuando no vean a sus padres: quedarse en el lugar y no irse con extraños. En caso de que alguien lo quiera llevar, que no dude en gritar.
  • En caso de tener teléfono celular, mantener una foto reciente. En caso de ir a un lugar de alta concurrencia de público, tomarle una foto antes de salir de la casa.
  • Enseñar a los niños y niñas a identificar al personal de seguridad que puede encontrar, para que recurra a ellos en caso necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *