Endisc II: La mitad de los chilenos(as) en situación de discapacidad ha sido discriminada

Los datos surgen de los primeros resultados arrojados por una encuesta nacional de discapacidad, realizada por el Ministerio de Desarrollo Social a través de Senadis, en las 15 regiones del país.
              “En Chile, más que políticas claras de inclusión, seguimos dependiendo de la buena voluntad de la sociedad para que las personas que tenemos algún grado de discapacidad nos podamos desarrollar. Esto se refleja en cosas tan simples como tener que pedir ayuda para tomar locomoción, o depender de alguien para pagar alguna cuenta. No puedo negar que trabajo con algo de resquemor, ya que cada noche me pregunto qué pasaría conmigo de terminarse el trabajo aquí, volveré a dar con gente que esté dispuesta a esperar que uno se adapte y conozca el lugar. Son preguntas que no se responder”, dice José Ignacio Cuadra, periodista de la radio de la Cámara de Diputados, quien es ciego.
              Según resultados preliminares arrojados por la Segunda Encuesta Nacional de Discapacidad, Endisc II (realizada por el Ministerio de Desarrollo Social, a través de Senadis) el 20% de la población nacional está en situación de discapacidad.
              Entre los adultos encuestados, un 18.9% de los casos en situación de discapacidad leve o moderada dijo haberse sentido discriminado o discriminada en los últimos 12 meses. Para quienes están en situación de discapacidad severa, el indicador es aún mayor, alcanzando el 31,1%.
               “Este Segundo Estudio Nacional de la Discapacidad da cumplimiento a un compromiso de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Entrega un diagnóstico detallado de cómo viven los chilenos y chilenas en situación de discapacidad. Permitirá avanzar en el diseño de políticas públicas pertinentes y oportunas en materia de inclusión social para las personas en situación de discapacidad del país”, explicó el Seremi de Desarrollo Social de Valparaíso, Abel Gallardo.
              En el Centro Integral de Educación Especial Nueva Siembra trabajan con niños, jóvenes y adultos que están en distintas situaciones de discapacidad. Para ellos es habitual encontrarse con vulneraciones de derechos de los miembros de su comunidad en temas cotidianos. “En el caso de los alumnos que presentan trastorno motor -en particular los que usan silla de ruedas- no pueden hacer uso del transporte público, en específico de los colectivos, ya que ellos no se detienen o se niegan simplemente a llevarlos”, relata la Jefa de UTP de esta institución, María Gabriela Toro.
              La inclusión de las personas en situación de discapacidad no es solamente una labor del Estado ni una cuestión de leyes o reglamentos, sino que también de comportamientos de la propia sociedad.
               “Hay una serie de barreras que el entorno muchas veces pone a las personas en situación de discapacidad y también hay barreras que son las actitudes que tiene la sociedad. Por eso es importante siempre mirarse al espejo y hacer una introspección como persona, en la perspectiva de generar un mejor trato, una mejor condición y una disposición favorable, cotidianamente para estas personas”, dijo el Seremi Gallardo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *