Este 2021 IMUS PUCV da a luz a cuatro titulados en Interpretación Musical

Las menciones en Flauta Traversa, Contrabajo y Violín, coronan la dedicación completa de los jóvenes a un instrumento que formará parte del engranaje musical nacional e internacional.

Durante el último mes del presente año, cuatro estudiantes de la Carrera de Interpretación Musical del Instituto y Conservatorio de Música de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, IMUS PUCV, completaron sus estudios y, a través de un notable Concierto de Título, demostraron con propiedad su constancia absoluta, conocimientos, aplomo, talento y concreción.

Se trata de Nicolás Alonso Barrantes Carrasco, Mención Flauta Traversa; Ítalo Ignacio Correa Huerta, Mención Contrabajo; Ariel Benjamín González Rodríguez, Mención Violín; y Jorge Ignacio Garrido Morales, también Mención Flauta Traversa; quienes se presentaron los días seis, siete, 14 y 15 de diciembre, respectivamente.

Al respecto, Pablo Alvarado, jefe de la Carrera de Interpretación Musical de IMUS PUCV, señaló que “en nombre de la Dirección del Instituto de Música y de la jefatura de Carrera de Interpretación de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, quiero felicitar a los estudiantes que han egresado de la Carrera de Interpretación el pasado mes de diciembre de 2021. Del mismo modo, quiero felicitar a los profesores que han hecho posible que estos alumnos concluyan la etapa universitaria”.

Asimismo, indicó que las titulaciones  son la culminación de una primera etapa que concluye, en este caso, de nuestros cuatro titulados, lo que los abre a un mundo profesional.

“Habiéndose titulado, están con grandes expectativas. Por ejemplo, Ítalo (contrabajo) ya está pensando en una beca; Nicolás (flauta traversa) también está pensando en una beca que había postergado por la pandemia; Jorge (flauta traversa) entró a través de concurso a una orquesta en Iquique; y, Ariel González ya está como violinista en la Orquesta Marga Marga. El nivel que ellos exhibieron en sus exámenes de titulación está acorde con el ingreso a agrupaciones profesionales, lo que indica que la formación que le entregamos en la carrera es de excelencia. Es por ello que nos invade una alegría inmensa. El que puedan participar en orquestas profesionales y de becas les permitirá un desarrollo de su profesión. Por otro lado, felicito el trabajo del académico Nicolás Yaeger Moreno en las titulaciones”, afirmó Pablo Alvarado.

DESDE EL MISMO SEMILLERO

Por su parte, el académico y coordinador de Vinculación con el Medio de IMUS PUCV, Nicolás Yaeger Moreno, expuso el trabajo meticuloso, metódico y esmerado de los estudiantes y maestros en el proceso de formación del Instituto, que imparte tres carreras formadoras de músicos, pero diferentes entre sí, a saber, Licenciatura en Música, Pedagogía en Música e Interpretación Musical con Mención en un instrumento, tal como el oboe, clarinete, flauta, percusión, viola, contrabajo o piano, entre muchos otros.

El profesor declara que son muchas horas de dedicación a un instrumento específicamente y, como toda carrera universitaria, la Interpretación Musical dura cinco años. No obstante, ésta, en particular, requiere ingresar con conocimientos previos de entre 8 y 10 años para rendir la prueba de admisión, que es de gran exigencia.

“Muchas veces los músicos vienen desde el mismo Conservatorio de la Universidad y, otras, de otros del país. Por ejemplo, si alguien quiere estudiar la Carrera de violinista, ya entra tocando a un cierto nivel. A los 18 años, ya está terminando el colegio, pero con seguridad ya ha tocado en muchas orquestas juveniles de su ciudad o ha estudiado en diferentes conservatorios locales. Ello los ha instruido para entrar con las facultades necesarias. Luego de aprobar la admisión, entran a una especialidad liderada por uno de los profesores guías de las áreas mencionadas anteriormente. En el caso de los cuatro jóvenes titulados durante 2021 son varios años de estudio de violín, con el profesor Boris del Río; de flauta, con Alejandro Lavanderos y Carlos Rojas; y de contrabajo, con Rodrigo Rivera”.

A la par, los estudiantes tienen otros ramos referentes a Historia de la Música, Música de Cámara, Análisis Musical y Polifonía, entre otros, sin embargo la porción más importante, contundente y nuclear es la clase con el profesor del instrumento, “quien los prepara a través de todos los años, lo que les permite dar un concierto de la envergadura de Título, que son preparados por lo menos con un año de anticipación ya que son músicas muy complejas que certifican que el intérprete es capaz de tocar un repertorio de muy alto nivel, conciertos, suites y obras escritas especialmente para el instrumento, que han sido probadas a través de los años. Es decir, repertorios estandarizados, canónicos que se tocan en otras universidades, otros países, que todos los intérpretes de cada una de esas disciplinas conocen y que el estudiante, al tocarlas públicamente en un concierto de gran nivel, demuestra que está completamente capacitado desenvolverse en el mundo profesional, siendo su carta de presentación”, explica Nicolás Jaeger, en forma perspicaz.

PROYECCIONES

Las proyecciones para estos profesionales del ámbito musical son variadas. Una de las ideas más utilizadas, sólida y preferida es continuar los estudios en el extranjero realizando un magíster. La música nunca se deja de estudiar, siempre van apareciendo obras y conciertos nuevos, y dificultades y exigencias distintas. “Además, si se realiza en el extranjero, tanto mejor, ya que se desarrolla un roce con otras culturas, profesores, visiones, idiomas y experiencias de vida”.

Otro camino es insertarse en el medio musical local, regional y nacional, tocando en orquestas profesionales, haciendo clases en orquestas juveniles, desenvolviéndose como profesores de conservatorios y/o desarrollando algunos proyectos individuales o colectivos de Música Antigua, Moderna o Contemporánea. Es decir insertarse inmediatamente en el mundo laboral de la Música Clásica.

NICOLÁS BARRANTES

Nació en Concepción, ciudad en que comenzó su formación musical en el año 2008, en el Centro Artístico Cultural. En 2017 comienza sus estudios superiores en la Universidad Católica de Valparaíso, junto al profesor Carlos Rojas. Durante este período ha tocado como solista junto a diversas orquestas juveniles y profesionales de Chile como la Orquesta de Cámara PUCV y la Orquesta MusArt de Casablanca. También ha participado activamente en el estreno de obras de jóvenes compositores de la PUCV, tales como Carlos Aguilar (2019) y Javiera Campos (2020). En 2019 gana la ‘’Beca Monitor’’ de la Fundación de Orquestas Juveniles y, en 2020, la ‘’Beca Chile Crea’’, para una realizar una pasantía de estudios musicales en Estados Unidos.

ARIEL GONZÁLEZ

Desde pequeño sintió gran curiosidad por la música. Sus primeros estudios de violín los realiza con Lautaro Rojas, profesor de la Escuela de Música Jorge Peña Hen, de La Serena. Posteriormente, continúa en Valparaíso ingresando al Conservatorio de la PUCV con la profesora Heike Catalán y, finalmente, realizando el ciclo superior de la Carrera de Interpretación Musical con el maestro Boris del Río. Bajo la dirección del maestro Pablo Alvarado integró la Orquesta de Cuerdas PUCV, aprendiendo las herramientas necesarias para el puesto que desarrolla actualmente en la Orquesta Marga Marga.

JORGE GARRIDO

Comienza sus estudios formales de flauta traversa el año 2016 con el profesor Alejandro Lavanderos, en el Instituto de Música PUCV. Su acercamiento a la música fue a temprana edad participando en orquestas y grupos musicales de Iquique, su ciudad natal. Actualmente, se desenvuelve en el ámbito de la música popular y la música contemporánea, proyectando la búsqueda de nuevas sonoridades a través de los grupos Ensamble Antara, Sonido Terrenal y Ensamble Secante, con los que ya ha grabado.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *