Feria de las Vanidades

Es inevitable tener que reconocer que la actividad política queda suspendida durante el mes que media hasta las elecciones municipales. No es que estos comicios sean particularmente importantes, de hecho la prensa se ha concentrado en unas pocas comunas para tratar de sacarle algo de brillo, sino que es una peculiaridad del oficio de la política: Cuando hay elecciones, nada es más importante que asomarse a la calle a repartir folletos, pasearse con banderas y colgar letreros hasta de los semáforos, cuando es posible.