Fernando González, un quilpueíno de corazón

El guitarrista y fundador del grupo Congreso, es feliz de haber vivido siempre en esta ciudad y asegura que nunca tuvo la necesidad de irse a la capital para poder desarrollar su música.
En la comodidad de su casa ubicada en el sur de Quilpué, antes de comenzar la entrevista, Fernando González ameniza el ambiente colocando el disco Wish You We Here de Pink Floyd. “La verdad es que soy super ecléctico con la música, me gusta escuchar de todo y voy pasando por distintos estados”, indica, dejando claro que la melodía siempre tiene que estar presente, sin importar de quien sea.
De esta manera, el artista quilpueíno manifiesta la importancia que tiene para el esta disciplina artística y por qué se ha dedicado a ella toda su vida.
“La música es una elección de vida y aunque para dedicarse a esto hay que tener el cuero un poquito duro, hay que hacer las cosas que uno siente. Y esto no es válido sólo en el plano artístico, porque si alguien quiere tener determinada carrera sólo por status o por dinero, no le va a ir bien ni va a ser buen profesional. En mi caso, he tenido la suerte de poder sobrevivir haciendo esto”, asegura.
Porque la suya ha sido una larga carrera. En la década de los 60, después de tener junto a sus hermanos Tilo y Patricio el grupo Los Masters, se transformaron en Congreso, que llegó a ser una de las bandas más importantes de la historia de la música chilena.
Pero a pesar de ser uno de sus fundadores, en los años 90 Fernando se retiró del grupo. Luego, se dedicó a componer jingles y en la compañía discográfica EMI produjo discos para distintos artistas como José Alfredo Fuentes, Zalo Reyes y Marcelo.
Pero hace cinco años su carrera volvió a tomar un vuelco cuando conoció a la artista Paula Batarce con quien inició una dupla musical que los ha hecho grabar cuatro discos en conjunto.
“Cuando conocí a Paula me gustó mucho su voz y como coincidimos en varias cosas  hicimos el disco “Puerto Destino” donde yo sólo le produje los temas”, indica Fernando.
Después, al darse cuenta del éxito de la fusión, los artistas hicieron dos discos basados en la obra de Gabriela Mistral, Amo Amor y Amor a Pedazos.
“Ahora, el disco más reciente es “Dos Días de Siete” que son vivencias de Paula musicalizadas entre los dos, por eso la melodía es fluida y no suena tan fabricada y sí con sentimiento”, explica.
RELACIÓN CON QUILPUÉ
Fernando González ha vivido toda su vida en esta ciudad, incluso nació en la casa de sus padres, “con matrona y agua caliente, igual que un vaquero”, comenta orgulloso. Por esta razón, la ligazón que el músico tiene con Quilpué es bastante importante.
“Nunca sentí la necesidad de instalarme en la capital para hacer música, cuando estás en provincia hay otras manifestaciones alrededor tuyo que te promueven a hacer diferentes cosas y puedes desarrollarte como artista sin necesidad de irte a Santiago”.
Sin embargo, reconoce que para los artistas provincianos es aún más difícil.
“Pero cuando estás en esto no piensas en las dificultades. Por ejemplo en Congreso, con mis hermanos no nos importaba donde fuéramos a llegar, simplemente nos preocupábamos de hacer las cosas bien, con sentimiento y de qué a la gente le gustara. Los problemas técnicos, o el dónde tocar se iban solucionando con el tiempo”, comenta el guitarrista.
SU VISIÓN DEL PANORAMA ARTÍSTICO CULTURAL DE LA ZONA
Con su experiencia, Fernando ha podido darse cuenta del actual panorama artístico cultural que hay en la zona.
“Me gusta Quilpué porque todos los años y especialmente los veranos hay actividades culturales de todo tipo y eso hace crecer a las ciudades porque hay otras instancias donde las personas pueden desarrollarse y participar”.
Además, Fernando opina que hay muy buenos músicos y se ha dado cuenta de que hay un artista que se está destacando y que tiene grandes posibilidades de llegar muy alto.
“Me parece que Alejandro Jofré se está moviendo muy bien. Ha sido muy perseverante desde que partió con Huechunche, después con Achira y Piter Jara se está consolidando cada vez más, así que creo que él representa bien como está la situación musical en Quilpué”.
Así, González cree que es importante que quienes tengan deseos de dedicarse a la música, lo hagan pero “con mucha fuerza interior y jamás preocupándose de quien está el lado sino de fortalecerse internamente”, finaliza el artista.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *