Hospital de Quilpué inicia pionero estudio para comprobar efectividad de transfusión de plasma convaleciente en pacientes graves Covid-19

Estudio busca validar un tratamiento efectivo destinado a pacientes que se encuentran en condición crítica a causa del SARS-COV-2.

Durante estos meses de pandemia a causa del Covid-19, la comunidad científica mundial ha estado inmersa en una “carrera”  por una vacuna efectiva que permita frenar el avance del SARS COV 2. Mientras esta vacuna aún se encuentra en desarrollo, la enfermedad sigue provocando miles de muertes y aún no existen evidencias sobre la efectividad de alguna alternativa terapéutica efectiva para enfrentar la enfermedad y evitar su letalidad.

En este contexto, el Hospital de Quilpué, de la Red del Servicio de salud Viña del Mar Quillota, desea realizar un aporte a la ciencia y a los pacientes, a través de un estudio que pretende comprobar la efectividad de la transfusión de plasma convaleciente en pacientes COVID positivo, que se encuentran en una condición crítica en la Unidad de Cuidados Intensivos y que cumplen con ciertos criterios de inclusión.

La administración de plasma convaleciente consiste en otorgar anticuerpos a un enfermo para que pueda defenderse de la enfermedad. Por lo tanto, requiere que personas recuperadas de Covid-19 donen plasma sanguíneo, para realizar una transfusión a un paciente que aún no ha desarrollado una respuesta inmune.

El estudio que partió el 1 de septiembre, fue explicado por el Jefe del Laboratorio del Hospital de Quilpué, Adrián Goecke. “Queremos probar la receta antigua que es el plasma convaleciente, que permitiría una alternativa terapéutica real para el tratamiento de COVID 19. Este proyecto es muy interesante, queremos ser una alternativa de tratamiento para todos esos pacientes que vienen con una alta incidencia, porque mientras mayor es la edad o la presencia de enfermedades crónicas, la posibilidad de letalidad es mayor también” expresó.

¿Cómo Funciona?

El tratamiento actúa frente al proceso inflamatorio generalizado que se produce en algunos pacientes afectados por la enfermedad y que es el que provoca la más alta mortalidad.

Gracias a la transfusión de plasma convaleciente “la presencia de anticuerpos de personas que ya tuvieron la enfermedad, al momento de entrar al torrente sanguíneo del receptor que es el paciente enfermo, pueden neutralizar inmediatamente esa reacción y lograr que el tratamiento logre su efectividad. Es un tratamiento realmente increíble pero en estos momentos no hay ningún estudio que esté probando si realmente funciona” comentó Adrián Goecke.

Y precisamente ese es uno de los objetivos que posee el estudio del Hospital de Quilpué, pues se trata de un ensayo clínico randomizado, doble ciego, con placebo, que no hay más de tres en el mundo, que busca comparar la terapia de plasma convaleciente v/s plasma fresco congelado. “Queremos corroborar si la efectividad del tratamiento es real, incorporando un placebo, que es un plasma sin anticuerpos neutralizantes y luego otro con anticuerpos neutralizantes. Vamos a hacer un análisis comparativo y ver si efectivamente se produce el efecto que la teoría indica”, precisó el profesional.

En el estudio participa un equipo multidisciplinario del Hospital de Quilpué, compuesto por el equipo médico de la Unidad de Paciente Crítico, la Unidad de Medicina Transfusional, Laboratorio  y la Unidad de Control de Infecciones IAAS, además de la colaboración de un investigador de la Universidad La Frontera de Temuco, que apoyará el análisis estadístico y el Centro de Sangre de Valparaíso que aportará el insumo principal que es el plasma convaleciente.

Pacientes de la UCI

El Dr. Rodrigo Conlledo, Jefe de la Unidad de Paciente Crítico del Hospital de Quilpué, explicó que el tratamiento con plasma convaleciente se aplicará a pacientes COVID positivo hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos del recinto que cumplen ciertos criterios.

“Ingresarán todos los pacientes con COVID graves confirmados que tengan menos de 7 días de evolución desde el inicio de los síntomas, y busca lograr varios objetivos como la mejoría clínica, menos estadía en UPC, mayor sobrevida, así como también mejoría de criterios más técnicos como los parámetros ventilatorios, de laboratorio, e imagenológicos”, además de la necesidad de contar con el consentimiento informado del paciente o su tutor.

Cabe destacar que el estudio ha sido revisado por una serie de organismos, luego de obtener en primera instancia la autorización del Director del Hospital de Quilpué, Alejandro Alarcón Landerretche, entre ellos el Comité Ético Científico del Servicio de Salud Viña del Mar Quillota quienes hicieron una revisión exhaustiva, realizando importantes aportes para su desarrollo.

Al respecto el Director del Hospital de Quilpué, Alejandro Alarcón expresó que “se trata de un estudio pionero, porque tiene como objetivo central evaluar la efectividad del tratamiento con plasma convaleciente, a diferencia de lo que han hecho otros centros hospitalarios que sólo han aplicado el tratamiento y no el placebo. Esperamos que salga todo bien y que sea un verdadero aporte para los pacientes y la ciencia”.

Donantes

La donación de plasma convaleciente será liderada por el Centro de Sangre de Valparaíso y su Directora Carla Salvo. Para el éxito del estudio es muy importante hacer un llamado a las personas que se han recuperado de Covid-19,  a que se acerquen a dicho centro de salud, para que puedan concretar la donación de plasma sanguíneo y de esta manera contribuir a salvar vidas que están muy comprometidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *