Inspector de colegio Manuel Bulnes Prieto afirma que la causa de su despido es una persecución política

Por su parte, el  Secretario General de la Corporación Municipal de Quilpué, afirmó que no existe ningún ánimo de persecución en su desvinculación, sino que corresponde al Plan de Acción recomendado por el Mineduc y aprobado por el Concejo Municipal y el Directorio de la Corporación, referente a disminuir la sobre dotación de asistentes de la Educación y docentes.
José Rojas, ex inspector del colegio Manuel Bulnes Prieto concurre diariamente a buscar a su hijo al conocido establecimiento educacional quilpueíno, donde dejó de trabajar hace un mes tras haber sido despedido. “El Centro General de Padres fue a solicitar al alcalde mi reincorporación el martes de la semana pasada y él quedó en darles una respuesta”, afirma diciendo que, tanto alumnos como apoderados y colegas lo apoyan, “porque hago falta”, añade.
José Rojas, asistente de la Educación.
El asistente relata que el día miércoles 29 de febrero lo llamó un colega a las cinco de la tarde para informarle que estaba despedido y que no se presentara al trabajo al día siguiente. Como no se trataba de un jefe, José acudió a su trabajo, donde le entregaron “una carta dirigida a la directora para que tomara las medidas pertinentes, como si fuéramos a quemar el colegio. No sé qué se imaginaron en la Corporación”. En ese momento, José afirma que le avisaron oficialmente de su despido. Por ello, se dirigió a hablar con José Molina, Secretario General de la entidad, quien le dijo, según Rojas, que su situación estaba clara.
El ex inspector asegura que, al día siguiente, fue reincorporado al establecimiento, pero el día viernes recibió una llamada donde le informaban que estaba despedido nuevamente. “Esa semana fue ridícula. Me despidieron dos veces en un periodo de 24 horas. Creo que a nadie en Chile le ha sucedido eso”, manifiesta Rojas.
José Molina, Secretario General de la Corporación de Educación Municipal.
Al respecto, José Molina recuerda que en la entrevista que sostuvo con el asistente “se le mostro la carta de aviso certificada que se le envió en el mes de enero, la cual fue devuelta por correo porque -según él- no había nadie en su casa”. En cuanto a haber sido despedido dos veces en 24 horas, Molina aclaró que “lo que ocurrió fue que se le re notificó, pues por lo anterior no se había notificado y el plazo venció, por lo tanto se le notificó de nuevo, pero no fue reincorporado como él dice”, asegura. “De hecho, él hizo una demanda en tribunales y estamos en litigio actualmente, incluso tenemos comparendo”, concluye.
PLAN DE ACCIÓN
José Rojas asegura que lo que le molesta es la forma en que fue despedido. “Que señalaran que fue por necesidades de la empresa, pues me están pagando el mes de abril y todo lo que corresponde. Me llama la atención que habiendo personal peor calificado, me despidan a mí. Según la pauta de despidos entregada al colegio el año pasado, la lista correspondía a personal jubilado y a los que tenían muchos problemas en los colegios y, en ella, yo no venía. No aparecía mi nombre. Además, nosotros sabemos que la Corporación tiene déficit económico, pero dentro de la pauta no estaban los que fueron bien evaluados, los que hicimos trabajos extras o los que se capacitan constantemente”, asevera.
En cuanto a su despido, José Molina aclara que todo está en regla.”Él tiene sus imposiciones al día y también se le canceló una indemnización, por lo tanto ya no pertenece a la Corporación. Yo  le expliqué que con el Plan de acción que tenemos  aprobado por el Concejo y el Directorio de la Corporación y recomendado por el Ministerio de Educación, nosotros tenemos que disminuir porque estamos superdotados de asistentes de la Educación y docentes. Por eso se hizo todo un trabajo en el cual muchos directores mandaron a decir quiénes se podían ir y quienes no y, él, estaba en una situación en la que no tuvo una buena evaluación por su directora. Bueno, se le notificó, está con todas sus cosas al día y  se le pagó una  indemnización a la que se acogieron la gran mayoría de asistentes, conocida como Ley de incentivo al retiro, que permite por una vez que a los asistentes se les pague su indemnización por año de servicio cuando son desvinculados”, aclaró.
COMIENZOS
José Rojas señala que comenzó a trabajar en el establecimiento quilpueíno en agosto del año 2006. “Comencé trabajando con boleta y desde marzo de 2007 empecé  con contrato indefinido, que por mi conducta y trabajo el director solicitó”.  Y continúa, “a los directores no se les consultó. Fue una medida adoptada directamente por la Corporación. Mi hoja de vida es intachable. Ahora, me encuentro con la sorpresa de que hay personas jubiladas trabajando y personas que han tenido problemas conductuales, que han sido trasladadas a otros colegios y que siguen trabajando. En vez de despedirlos a ellos, despiden a los que más hemos trabajado”.
Referente a lo anterior, José Molina aclara que “los docentes titulares que se acogieron a jubilación no se reemplazan, sólo los docentes a plazo fijo, siempre que la matricula permita”. En la ocasión, señaló que no tiene antecedentes de docentes re contratados, pues la Ley 20.501 prohíbe su recontratación por cinco años” y, continúa, “lo que si puede pasar es que algún director a través de la Ley Sep recontrate a algún asistente, pues poseen autonomía por el plan de mejora. Nosotros supervigilamos y entregamos los recursos y el director tiene la prerrogativa ante la ley”.
FACEBOOK
Rojas señala que los que fueron despedidos son personas  jubiladas o que solicitaron su renuncia y el de él, es un caso único. “Por eso me incomoda. Además, los alumnos aún me quieren”, indica, solicitando ser reintegrado o tener claro el por qué de su despido. “No soy el más nuevo, como algunos afirman. Otros dicen que me despidieron por un comentario que hice en Facebook en un grupo cerrado del Sindicato y que tampoco fue ofensivo”, concluye.
Al respecto, el Secretario General de la Corporación dice no tener Facebook, como tampoco la entidad a la que pertenece. “Tengo entendido que el sindicato tiene uno cerrado. No tenemos acceso a ningún Facebook y yo ni siquiera los leo”, señala.
COMITÉ DE VIVIENDA
El ex inspector relata que el año pasado postuló  a la Directiva del sindicato y no quedó, sacando la séptima mayoría. “Hay una cosa bien rara: de los cinco que no quedamos en el sindicato, cuatro fueron despedidos y una fue trasladada. Todos pertenecían a diferentes colegios de la Corporación, al Liceo Guillermo Gronemeyer, Mannhein, etc. Como que hubo una persecución con los que nos presentamos a candidatos para la Directiva”, manifiesta Rojas. Y, añade, “yo soy el presidente del Comité de Vivienda de la  Corporación Municipal. Después de un año de haber estado trabajando  para obtener la personalidad jurídica en pro de los funcionarios y de la Corporación, me despiden por necesidades de la empresa y descabezan el Comité de Vivienda”.
Respecto a lo anterior, José Molina señala: “que yo sepa, no tengo sancionado ningún Comité de vivienda de la Corporación, a no ser que haya un grupo que sea parte de iniciativas particulares. No existe una política de vivienda específica para los  funcionarios de la Corporación. Ahora, si se han organizado y existe alguna iniciativa como la que él me mencionó cuando vino a verme, me parece bien y recibirán todo el apoyo si algún día se presentan acá”, respondió el gerente.
LOGROS ALCANZADOS
Ganadores Copa Iván Zamorano.
El asistente de la Educación también recuerda sus logros mientras trabajó para la Corporación y los pone como ejemplos de su labor intachable.”En el año 2008, salimos subcampeones regionales de fútbol, logro que ha sido lo más grande que ha tenido un colegio de la Corporación, iniciativa donde trabajé por amor al arte. También, obtuvimos el título de Campeón Comunal de la Copa Bicentenario con  un equipo que no tenía siquiera camisetas. Conseguimos 11 camisetas del mismo color. Nos faltaba una y un alumno pintó una camiseta amarilla que tenía y puso el número que correspondía. Aún así, con todos esos problemas, salimos campeones y el pago que me dan es despedirme”, señala cabizbajo.
“Yo adoro tanto mi colegio que tengo ahí a mi hijo. Me encariñé. Me formé mejor como inspector y aprendí muchas cosas. También ayudaba en la parte de computación y amplificación que constituye un ahorro para la Corporación, pues no tenían que trasladar a un técnico constantemente al establecimiento”, relata.
Diploma de Honor Campeonato Bicentenario.
SUPUESTA PERSECUCIÓN POLÍTICA
José Rojas cree  que fue despedido por una persecución política. “Por haber luchado mucho por los trabajadores que fueron despedidos injustamente o por los paros, cuando nos pagaron el 50 por ciento de nuestro sueldo. No le doy  otra explicación. Además, soy el coordinador del Partido Progresista en Quilpué. Eso lo vieron mal, pero no hay que mezclar la política con el trabajo, creo yo”.
El gerente de la Corporación, indicó al respecto: “cuando vino a hablar conmigo, nosotros no nos preocupamos si pertenecía o no a un partido político. Me acabo de enterar, pues él no lo mencionó y no existe ningún ánimo de hacer persecución, menos porque alguien pertenezca a un partido político”.
Rojas se siente muy afectado. “Hay jubilados que están trabajando y no tienen familia que mantener. Yo tengo que pagar pensión alimenticia mensualmente y me voy preso si no lo hago. Esto no es transparente. Llego a acuerdo por reclamo, quito el reclamo y me despiden por un comentario en Facebook. 14 horas antes me avisa un colega. Luego, me dan la explicación que las cartas fueron enviadas y fueron devueltas 25 días antes. No me llamaron por teléfono. Tienen una crisis económica en la Corporación, sin embargo me pagan el mes de aviso y no me hacen trabajar. En mi colegio ahora sólo hay dos paradocentes para más de 400 alumnos y por ley, no son más de cien alumnos por inspector. En este momento, los alumnos están en peligro constante, porque no hay suficientes inspectores. En el colegio hay muchas escaleras y recovecos por lo que hay que tener cuidado, especialmente con los más chicos, y los asistentes no dan abasto”, concluye.
UN ASISTENTE POR CADA 80 ALUMNOS
Frente a este tema, José Molina aclaró que dentro del plan de acción para alivianar la planta excesiva, el Ministerio entregó una estadística o parámetro en que debe existir un asistente por cada 80 alumnos y actualmente “contamos con cuatro por cada 80 estudiantes. Por ello, en un plazo de cuatro a  cinco años debemos estabilizar las finanzas de la Corporación, por lo que lamentablemente mucha gente, mala o buena, se tendrá que ir. En estos momentos estamos reevaluando y reasignando a los más antiguos”.
En cuanto a José Rojas, Molina aclaró que no tiene buena evaluación. “Las decisiones están tomadas. Las platas que se le pagaron se pidieron al Ministerio de Educación y no podríamos decirle devuélvanos la plata para reembolsársela al Ministerio”, señaló el Secretario General de la Corporación.
INFORME AL DIRECTORIO, DIRECTORES, COLEGIO DE PROFESORES Y ASISTENTES DE LA EDUCACIÓN
En tanto, José Molina señaló que son 70 asistentes de la Educación que fueron desvinculados en febrero, fecha en que caducaban sus contratos. En cuanto a los docentes, indicó que en próximas fechas más de 1430 se irán acogidos a jubilación. “Este proceso fue informado al Colegio de Profesores. En reunión con el alcalde el día lunes pasado, me fue solicitado informar y entregar al Directorio -en presencia de los directores de los establecimientos de la Corporación, del Colegio de Profesores y Asistentes de la Educación- antecedentes acerca de los que se fueron, los que se van, matrícula y dotación, la cual dependerá del aumento de esta última».
Por su parte, la directora del Colegio Manuel Bulnes Prieto, Ximena Guerra, no quiso referirse al tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *