Madre de recién nacido denuncia caso Covid en Hospital de Quilpué

El recinto hospitalario de la Ciudad del Sol responde a Mónica Tapia, que fue a dar a luz con PCR negativo, quien tendrá que esperar 11 días para ver nuevamente a su bebé, ya que una de las pacientes que compartía con ella en sala de Alto Riesgo Obstétrico resultó positiva a Covid-19.

Mónica Tapia se contactó con Quilpué Online el día lunes, 10 de mayo, para relatar los hechos ocurridos el día miércoles 05 de mayo, cuando ingresó al Hospital de Quilpué, con 33 semanas de embarazo de alto riesgo.

“Mi nombre es Mónica Soledad Tapia Noguero. Vivo actualmente en Belloto Sur, Quilpué. Quiero contar mi experiencia de lo que me pasó en el Hospital de Quilpué el día miércoles 05 de mayo de 2021. Ese día ingresé a la Unidad de Maternidad a eso de las 8.30 A. M., con un embarazo de alto riesgo de 33 semanas. Me realizaron el examen PCR, el cual resultó negativo. Obviamente, para esperar los resultados, me aislaron. Siendo las 13.20 P. M. del mismo día miércoles me cambiaron para otra habitación donde habían pacientes que llevaban más de tres semanas hospitalizadas a la espera de su examen, cosa que los médicos decían que aún no estaban disponibles. Ese mismo día, ingresé a preparto, teniendo a mi hijo a las 10.00 del día viernes 07 de mayo de 2021. Hasta ahí, todo bien. Me pasan a las 10.30 a la sala de recuperación donde había dos mamitas más con sus respectivos PCR negativos. Pasó el día, y me llevaron a mi bebé para poder estar junto a él. A eso de las 3.30 A. M., van los médicos a decirme que las otras pacientes habían dado positivo, y que nos tenían que aislar. Se llevan a mi hijo a Neonatología por ser prematuro de 33 semanas. Se hizo de día, y yo preguntando si podía ir a ver a mi bebé, y se me negó, por ser contacto estrecho. Nos tenían en unas condiciones horribles, sin dejarnos ir al baño. Los médicos no entraban, sólo nos preguntaban cómo estábamos y nada más. No podíamos ir a lavarnos, ni a bañarnos; nos dejaban tarros o nos llevaban las chatas para poder hacer nuestras necesidades; por más de seis horas dejaban esas cosas ahí, donde nosotras tomábamos desayuno y almuerzo. En fin, para finalizar, ahora me encuentro en casa con cuarentena preventiva por 11 días, sin poder traerme a mi hijo conmigo. El día del Alta, no quisieron hacerme el examen para poder retirarnos. Llevo cuatro días sin ver a mi hijo por estos médicos que hicieron un mal procedimiento. Ahora, tengo que esperar que pase los 11 días para ver si le dan el Alta a mi hijo. Esto ya no puede seguir ocurriendo en el Hospital de Quilpué. El brote esta ahí mismo, en la Unidad de Maternidad del Hospital de Quilpué”.

RESPUESTA DEL HOSPITAL DE QUILPUÉ
Hoy, miércoles 12 de mayo, luego de haber sido notificado por Quilpué Online el día de ayer, martes 11 de mayo, en relación con el requerimiento, el Hospital de Quilpué informa que todas las pacientes que ingresan al Servicio de Ginecología y Obstetricia lo hacen con test rápido y Test PCR negativo. No obstante, considerando la gran cantidad de egresos mensuales que tiene el servicio, alrededor de 220, existe la probabilidad que alguna paciente que arrojó un resultado de PCR negativo haya estado incubando la enfermedad.

En el caso de la paciente en cuestión, ella consulta en el servicio de urgencia con 33 semanas de embarazo y trabajo de parto prematuro. Ingresa a sala de Alto Riesgo Obstétrico con otras tres pacientes, todas con PCR negativas de ingreso. Efectivamente, una de estas pacientes presenta luego de días de hospitalización síntomas asociados Covid-19, que finalmente resulta positivo al día siguiente. A su vez, la paciente realiza trabajo de parto y es trasladada junto a su bebé a sala de Puerperio, ambos en buen estado de salud. Debido a que por una noche fue contacto estrecho de paciente PCR positivo, debe iniciar cuarentena una vez dada de alta, mientras que recién nacido por tratarse de bebé prematuro, queda hospitalizado en buenas condiciones para termorregulación. Finalmente también es dado de alta y entregado a familiar directo.

Cabe destacar que el hospital cuenta con salas compartidas para cuatro pacientes, a quienes muchas veces les incomoda mantener las mascarillas, especialmente durante las noches, no obstante, el personal realiza todos los procedimientos necesarios para mantener las medidas sanitarias y evitar contagios como lo han hecho durante toda la emergencia sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *