Pescadores de jibia se reúnen para organizar protestas a nivel nacional

Dirigentes anunciaron que las movilizaciones comenzarán a realizarse antes del 21 de mayo.
               Una trascendental reunión tuvieron pescadores artesanales de la jibia de todo Chile, en San Antonio, donde comenzaron a planificar una serie de protestas a nivel nacional para manifestarse por “la sobreoferta causada por la industria, que en tres meses pescó la totalidad del 20% que le corresponde, causando el desequilibrio total en el mercado y perjudicando a miles de trabajadores del mar”.
               La reunieron estuvo integrada por dirigentes de caletas de las regiones Cuarta, Quinta y Octava, quienes advirtieron que las movilizaciones comenzarán a realizarse antes del 21 de mayo y que tienen como objetivo “lograr que la pesca de este calamar gigante sea realizado en un 100 por ciento por la pesca artesanal y se legisle para obligar a utilizar, en forma exclusiva, tota y línea de mano”.
               Jorge Ambrosetti, dirigente de San Antonio, manifestó que «en nuestra zona el 65% de nuestros pescadores de jibia ya no está saliendo al mar. En tres meses la industria logró copar el mercado, bajando los precios y dejando a muchos sin trabajo. Hay que tratar de revertir esta situación, ya que la jibia es el único producto que ha quedado fuera de la brutal depredación a que ha sido sometido el mar chileno. El 20% que posee actualmente la industria debe ser parcelado en el tiempo, limitando su pesca mes a mes. Esa es una solución efectiva, pero lucharemos para obtener el 100% de la cuota y con arte de pesca exclusivo: tota y línea de mano».
               Pascual Aguilera, dirigente de la Cuarta Región, explicó que en su zona la situación de la jibia atraviesa los mismos problemas. «En un momento histórico y crítico de la pesca artesanal, la jibia fue nuestra salvación y ahora la industria, que la veía como una plaga, ahora la tiene en su mira. Nosotros pelearemos por una legislación que asegure la sustentabilidad de este producto y eso significa que la cuota debe ser de 100 por ciento para el sector artesanal. En mi zona el 95% de los pescadores trabajan en la jibia y rechazamos el planteamiento de Jaime Acuña, presidente de la Asociación Gremial Oficiales de la Pesca Industrial, quien aseguró que en mi región se está trabajando en forma conjunta con la industria. Eso es totalmente falso. El único contacto que hemos tenido con Jaime Acuña han sido ofertas, de su parte, para que le vendamos cuota. Nosotros no tenemos relaciones con la industria».
               David Castro, dirigente de la Octava Región, señaló que «el tema de la jibia es un tema país y no de una región en particular. Es así como lo estamos tratando y nosotros estamos dispuestos a dialogar con el Gobierno. Ahora hemos decidido paralizar nuestras actividades, pero podemos también salir a la calle si el conflicto se agudiza. Nuestra situación actual es bastante difícil y por eso nuestra bandera de lucha es que la pesca de la jibia sea un 100% artesanal y con un arte de pesca exclusivo de línea de mano. Nosotros hemos mantenido conversaciones con la industria de la región, hemos dialogado, pero jamás ha existido una negociación con ellos».
               Eduardo Quiroz, dirigente de Caleta Portales de la quinta región, explicó que el grave problema de la jibia está en su comercialización. «Durante muchos años los pescadores artesanales mantuvimos el 100% del control de la pesca de la jibia. Ahora que la industria ya tiene un 20% han comenzado los graves conflictos en la pesca artesanal y que se traducen en cesantía. Las protestas que estamos planificando son para advertirle al  Gobierno que «tome el toro por las astas» y no sólo aplique medidas restrictivas a la depredación de la industria, sino que también se cumplan las promesas de Bachelet y se revise completamente la actual Ley de Pesca, que está siendo torpedeada por todos los estallidos de corrupción de que estamos siendo testigos».
               Para Eric Parra, dirigente de Quintero, el panorama de la jibia es desalentador. «La oferta actual es mínima y la industria copó el mercado, lo saturó totalmente. Es el momento de que las autoridades regulen esta situación ya que históricamente la industria ha sido sinónimo de depredación. La industria ya recogió 40 mil toneladas de jibia en cuatro meses y quiere más y todos sabemos en que terminará todo esto. Ha llegado el momento de detener y revertir este proceso y esto se soluciona con el 100% de cuota de jibia para los artesanales y exclusividad de línea de mano en el arte de pesca. Nada más y nada menos».
               Los pescadores se reunirán, dentro de los próximos días, para fijar las fechas de las primeras protestas y donde participarán, especialmente, trabajadores en las regiones Cuarta, Quinta y Octava.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *