¿Qué leen los quilpueínos?

Isabel Allende, Bárbara Wood, la Historia de Quilpué y el Golpe Militar, son algunos de los textos más consumidos por los habitantes de la comuna.
Desde hace 16 años se celebra el 23 de abril el Día Internacional del Libro, una fecha que fue escogida por ser coincidentemente la data de muerte de diversos autores clásicos como William Shakespeare, Miguel de Cervantes y  Garcilaso de la Vega.
El acontecimiento se concibió así como una forma de incentivar la lectura, celebrándose en gran cantidad de países con representaciones, actos y ferias literarias.  Quilpué no es la excepción y esta semana se ha instaurado como la Semana del Libro.
Pero, ¿Qué leen los quilpueínos? En el marco de este día, Quilpué Online conversó con algunas de las personas más capacitadas en la ciudad para responder esta pregunta.
PATRICIA MACHUCA, 23 AÑOS TRABAJANDO CON LIBROS
Patricia Machuca reconoce que no es buena lectora y que nunca estuvo muy interesada en los libros hasta que empezó a darse cuenta del arrastre que tenían éstos en la feria de las pulgas en la que trabajaba su madre en la Plaza O’higgins de Valparaíso.
Patricia Machuca, dueña de «Todos Libros».
 
“Me empecé a dar cuenta que el mundo de la lectura es maravilloso y decidí poner una tienda de libros usados en la que de a poco me fui interiorizando en autores, estilos y tendencias, todo gracias a los clientes. La idea es que tenía que aprender para poder conversar con ellos y atender sus necesidades”, comenta la vendedora.
Desde ese momento, Patricia ha hecho crecer cada vez más su negocio “Todo Libros”, en el que actualmente vende textos nuevos, usados, revistas y enciclopedias de los estilos más variados.
“Aquí la gente viene a pedir diversas cosas y dependiendo del momento tengo a disposición de la clientela novedades y exclusividades que no pueden encontrar en ninguna otra parte”. Comenta Patricia,  indicando la ventaja que tiene el hecho de vender libros usados.
“Una de las cosas más interesantes que se pueden hacer es ir a buscar libros a domicilio, sobre todo cuando venden bibliotecas completas porque se pueden encontrar cosas tan diversas como interesantes. Por ejemplo, hace un par de años un caballero que era masón nos entregó una biblioteca completa de textos que se vendieron en menos de dos semanas porque la gente llegaba aquí, pasaba el dato y estaban encantados con la exclusividad de los productos”, comenta.
Las revistas temáticas y de manualidades también son muy consumidas por los quilpueínos.
Pero situaciones como esa se dan esporádicamente, el fuerte de la venta de Patricia son los textos de lectura complementaria escolar, ya que a principio de cada año se interioriza sobre los títulos requeridos por los colegios de la comuna, para tenerlos a disposición durante todo el año.
“Los libros escolares son la base de mi negocio porque lamentablemente la gente ya no lee como antes, se ha perdido el gusto por la lectura, quizás por el poco tiempo que hay y sobre todo, por el precio elevado que tienen hoy”.
Pero aun así hay quienes no dejan la lectura como su actividad preferida y de acuerdo a eso, Patricia ha podido establecer cuáles son los autores que más requiere la gente.
“Una de las autoras más vendidas es Bárbara Wood. También piden muchísimo a Isabel Allende, todos sus libros, hay gente que los colecciona y se afana en tenerlos todos, vienen de todas las edades a pedir libros de ella”.
También comenta que piden mucho a Gabriel García Márquez, a Hernán Rivera Letelier, Wilbur Smith y textos que hablen del Golpe Militar del año 73. “También me piden más de lo que se podría pensar a Roberto Bolaños, el problema es que es difícil encontrar libros suyos, ya sean nuevos o usados”.
Otra de las cosas que se venden mucho son las revistas de manualidades, “A los quilpueínos les gustan mucho las manualidades, desde simple bordado, hasta cosas que ahora que están de moda como los vitrales, los mosaicos, la goma eva o el aeromodelismo. Siempre tengo a disposición porque las compro en proveedores especiales que tienen de lo que les pidan”.
También se venden muchísimo la revista Condorito, “cuando tengo se las llevan inmediatamente, de a poco o hay personas que se llevan 30 ó 40 ejemplares de una sola vez. Hay otras revistas como Ecran y Ritmo que no salen mucho pero de repente llega un coleccionista y se las lleva todas juntas”, explica.
A quienes deseen vitrinear en “Todo Libros” deben dirigirse a calle Irarrázabal 688 local B, frente al metro, de lunes a sábado de 10:00 a 14:00  y  16:30 a 20:00 horas.
BIBLIOTECA MUNICIPAL, EL LUGAR DE LA CULTURA EN QUILPUÉ
En la Biblioteca Municipal Alejandro Lubet Vergara, los habitantes de Quilpué tienen la posibilidad de acceder a libros de manera gratuita para leer en la sala o llevárselos a su domicilio.
Edna Aguirre, encargada de la Biblioteca Municipal, Alejandro Lubet.
Edna Aguirre es la encargada desde hace 8 años y ha visto directamente como es el comportamiento de la gente de la ciudad con este sistema. “La biblioteca es un lugar de encuentro cultural donde viene gente de todas las edades, desde niños en la etapa del jardín infantil, hasta los adultos mayores y funciona perfectamente porque todos han aprendido a respetar el lugar”.
Según cuenta Edna, los autores más solicitados por los asistentes a la biblioteca son  Bárbara Wood, Isabel Allende, Marcela Serrano y Gabriel García Márquez. “De ellos siempre están solicitando libros, gente de todas las edades. También viene muchos profesores o gente interesada en la cultura a solicitar libros de Juan José López, que es un autor que escribe libros sobre la Historia de Quilpué”
Otra sección que es muy solicitada es la hemeroteca, donde están los diarios y revistas, “hay gente que viene para acá sólo a ver las noticias del día y de vez en cuando piden un libro”.
Pero en la biblioteca también se pueden acceder a otras actividades como el programa de Biblioredes, “llevamos ocho años trabajando con él y consiste en tres niveles de enseñanza de computación desde el conocimiento más básico hasta Word y Excel”, explica la encargada.
En la sala de la biblioteca se pueden ver los libros, diarios y revistas sin necesidad de ser socio. A quienes deseen llevárselos a domicilio, deben presentar documentación que acredite residencia.
Otra de las actividades consiste en trabajar con niños de jardines escolares, quienes visitan constantemente la biblioteca y se instalan en una sala especial para ellos, “aquí las tías les leen cuentos y ellos después dibujan lo que escucharon. También llevamos esta actividad al centro de Quilpué algunos fines de semana donde vamos con una parvularia y una asistente social y armamos una pequeña biblioteca”.
A quienes deseen asistir a la Biblioteca Municipal deben dirigirse a  Covadonga 1271 de lunes a viernes de 9:00 a 13:55 de 15:10 a 17:30 y el día sábado de 9:00  a 13:00 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *