Ricardo Tejada: “Nos gustaría hacer exámenes de Covid-19 a la gente que va a embarcar”

En medio de la pandemia por el Covid-19, el gerente general de la Asociación de Armadores de Chile, Ricardo Tejada, explicó que desde que se comenzaron a detectar casos del virus en Chile, todas sus empresas asociadas aumentaron los niveles de seguridad para prevenir los contagios.

Pese a que no se ha detectado ningún caso positivo de Covid-19 en la marina mercante chilena, en entrevista con PortalPortuario.cl, Tejada señaló que les gustaría someter a exámenes de coronavirus a quienes vayan a embarcar, con el fin de que, en caso de que haya un tripulante contagiado, no se ponga en cuarentena un buque ni  afecte la operatividad de la cadena logística.

¿Cómo se ha visto afectada la marina mercante chilena por el Covid-19?

Hablando de la marina mercante nacional, en lo que es cabotaje, el coronavirus nos ha afectado de gran manera en dos sentidos. Primero en que al tener que cuidar mucho a nuestra gente, los hemos tenido, a veces, más tiempo embarcados de lo que nos gustaría. No bajan a los puertos en que recalan y se pide que no tengan contacto con gente externa cuando están en sus casas. Se han extendido los periodos de embarco a veces por miedo a tener personas contagiadas o a hacer demasiado relevo y circulación de gente a bordo. Eso obviamente afecta al personal, afecta su descanso, pero ha sido un tema conversado por los gremios y con los sindicatos y dada la situación se ha aceptado y estamos trabajándolo en conjunto. Por otro lado, nos preocupa muchísimo no tener que parar la cadena logística que mantiene al país funcionando, esto como marina mercante que hace el cabotaje y entrega suministros como alimentos hacia Isla de Pascua, combustibles hacia el sur -Chacabuco y Punta Arenas- y ácido sulfúrico para las producciones mineras.

¿Qué medidas han tomado frente a estos dos puntos?

Hemos tenido conversaciones muy directas, videconferencias, para implementar protocolos de manera de prever situaciones que pudieran afectar a un buque particular. Si hay que parar un buque, tratar de hacer los relevos lo mas rápido posible, desembarcar a la gente, poder embarcar relevos lo antes posible, pero de alguna manera actuar con la flexibilidad que se pueda, por supuesto nunca vulnerando la  seguridad de las operaciones, pero poder mantener la seguridad de la cadena logística del país. Eso nos preocupa muchísimo, esos dos temas nos han afectado y la verdad es que están todas las compañías trabajando en ese sentido.

Durante este periodo, ¿ha bajado la demanda?

Puede haber bajado en algo, pero la verdad es que lo que es soporte logístico hay que mantenerlo y hay que proveerlo de todas maneras y es algo que no podemos parar en ningún caso. Como el producto interno y el cabotaje en general lo que mas mueve son graneles líquidos, hablemos de ácido sulfirio, petróleo y combustible, no ha bajado mucho, si algo por supuesto, porque se está moviendo menos. Por otro lado la alimentación hay que moverla igual, tenemos planificado un buque para Isla de Pascua la segunda quincena de abril y tiene que ir igual para suministrar alimentación y todos los bienes que necesitan.

¿Qué medidas han implementado previo al embarque para prevenir el Covid-19?

El paramédico a bordo toma todos los días la temperatura a la gente que se está embarcada. A quienes están en tierra y van a embarcar próximamente se les pide que hagan una cuarentena, se les hacen exámenes preventivos también y estamos tratando de conseguir que se les puedan hacer el examen rápido para el coronavirus de manera de no embarcar a una persona que pudiera estar potencialmente contagiada. También se les toman declaraciones y en los buques se han implementado las medidas de limpieza del Ministerio de Salud.

¿Han tenido casos confirmados o sospechosos de Covid-19?

En nuestra marina mercante chilena no. Por supuesto que hay gente en tierra que han estado en cuarentena, pero a bordo de las naves chilenas no hemos tenido todavía casos probables de contagiados y eso es lo que hay que cuidar, porque un contagiado significa que hay que parar un buque y entrar en cuarentena.

¿Les gustaría contar con test a bordo?

Más que a bordo es antes de embarcar. La gente que sabemos que está embarcada es difícil que se contagie porque no están bajando a puerto y muchos de ellos llevan más de dos meses navegando, entonces no están contagiados. El problema se podría dar en el momento de embarcar a los relevos para dar los descansos, que si bien están haciendo cuarentena voluntaria en sus casas, se podrían contagiar de algo y eso nos gustaría poder evaluar y hacerles los examen de coronavirus a la gente que va a embarcar.

¿Qué posibilidades existen de conseguir las pruebas de Covid-19?

Hemos consultado, consultamos con la Armada y estamos haciendo las consultas con el Ministerio de Salud de manera de poder hacer los exámenes, porque si se sube una persona afectada podría infectar a varios más de la dotación, habría que someter el buque a cuarentena y eso podría significar parar un buque. Es impresentable tener que parar un buque, porque que pararía la cadena logística de algún producto en el país.

¿Cuáles son las proyecciones que tienen respecto a cómo va a afectar la pandemia?

Nosotros y hay algo que hay que considerar, que lo ha solicitado la Organización Marítima Internacional, la Cámara Naviera Internacional, la Cámara de Comercio Mundial y muchas otras instuticiones, es que se considere la marina mercante como un pilar fundamental y estratégico en estos momentos. Si paras algunas rutas, si paras el transporte marítimo, que es el que mueve el 95% del comercio mundial, prácticamente paralizas al mundo. Hay que dar las facilidades, la seguridad y considerar a las dotaciones como gente de primer nivel de necesidad a nivel mundial. Lo que nos preocupa es que no vaya a parar, en ningún tipo de transporte de carga, el transporte marítimo y en eso estamos enfocados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *