Subsecretario López y superintendente SEC encabezan fiscalización de venta de parafina a domicilio

Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, estuvo revisando el proceso de llenado de bidones de kerosene (parafina), antes de ser llevados hasta los domicilios de los clientes, modalidad que tiene además la ventaja de evitar que la gente tenga que salir a comprar combustible en medio de la pandemia.

 El Subsecretario de Energía, Francisco López, junto al Superintendente de la SEC, Luis Ávila, encabezaron, esta mañana, una fiscalización al proceso de llenado de bidones de kerosene (parafina), de la empresa COPEC, los que luego fueron repartidos entre los domicilios de sus clientes, a través de una nueva modalidad de venta de este combustible.

El subsecretario López indicó, «el reparto a domicilio de kerosene es una buena medida para evitar la propagación del Covid-19, ya que de esta forma se elimina la necesidad de salir, cargar los bidones, esperar en una fila en la estación de servicio, y nuevamente cargar los bidones de regreso a casa. Esperamos que en el mediano plazo esta modalidad de delivery de parafina se masifique y se transforme en algo parecido al reparto de cilindros de gas licuado”.

Por su parte, el Superintendente Ávila señaló, “lo que nos interesa es que esta actividad, que busca facilitar la entrega de parafina a los hogares en tiempos en que se hace tan necesaria para la calefacción, cumpla con las exigencias de seguridad, para evitar derrames o accidentes asociados a su uso. Por lo mismo es que estaremos fiscalizando, permanentemente, que estos protocolos de seguridad se respeten y se cumplan”.

La fiscalización se realizó en la estación de servicio COPEC, ubicada en la comuna de Ñuñoa, donde se verificó el cumplimiento de todas las exigencias normativas para este tipo de actividades comerciales, tales como la inscripción del vehículo,  el uso sólo de bidones certificados con SELLO SEC y de color azul, contar con una bandeja metálica capaz de contener derrames y tener a la vista letreros de “Peligro” y “No Fumar”, entre otros requisitos para el vehículo.

Protocolo establecido

Para el llenado de los bidones, en forma previa se debe verificar que éstos se encuentran en buen estado, limpios y libres de materiales o residuos adheridos, tanto en su interior como en el exterior; que el llenado sólo se realice en estaciones de servicio; y que cuando termine el proceso de llenado, los bidones sean cerrados y sellados mediante la instalación de un sello que resguarde la hermeticidad y la calidad del kerosene.

Considerando la propagación del Covid-19, y como una forma de evitar que la enfermedad siga aumentando, se ha exigido a las empresas que también saniticen los bidones antes de su llenado.

Desde la SEC reiteraron que aquellas empresas que no cumplan con lo instruido se exponen a sanciones que pueden llegar hasta importantes multas en dinero, aunque el monto de cada una de éstas solo será definido por el mérito de cada investigación.

El kerosene, o parafina, es uno de los combustibles de mayor uso, para calefacción, en el país, pues, de acuerdo a información entregada por las empresas del rubro, durante el año pasado se vendieron más de 134 millones de litros de este combustible, de los cuales, un 80% del total, se consumió entre los meses de mayo y agosto, es decir, su uso se concentró, principalmente, en otoño e invierno, para sistemas de calefacción.

Las autoridades hicieron un llamado a la ciudadanía a denunciar cuando sean testigos de algún incumplimiento de estas medidas, simplemente digitando www.sec.cl en el navegador, tras lo cual se despliega un menú de fácil uso.

Por último, la invitación es a seguir las cuentas de la SEC en Twitter (@SEC_cl) y Facebook, como Superintendencia SEC, donde la ciudadanía podrá acceder a información útil y a consejos de seguridad y calidad en el uso de los energéticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *