Fallece querido dirigente de Villa Olímpica

Con un gran homenaje, la comunidad quilpueína despidió a Mario Ramírez, quien desde 1982 trabajó por la colonización y formación del barrio en el sector de Quilpué.

Con una misa celebrada hoy, 08 de octubre, a las 15:30 horas en la Capilla de Villa Olímpica y el acompañamiento a su familia en el funeral, a las 16:30 horas en el Cementerio Parroquial de El Belloto, la comunidad de la Ciudad del Sol despidió a Mario Ramírez Mallea, “un gran hombre, un dirigente sin igual, esforzado, probo, correcto y, por sobre todo, luchador hasta el agotamiento, quien llegó a nuestra Villa Olímpica en el año 1982, a ayudar a la formación del barrio y su colonización. A pulso sacaron todos con su inmenso apoyo y dirigencia el agua potable, alcantarillado, pavimentación y tantos otros avances que dieron realce y que consolidaron nuestra población convirtiéndola en un barrio hermoso en escala humana”, indicó en su discurso la ambientalista Susana Soto Jorrat.

El dirigente falleció a la edad de 85 años y estuvo casado durante 47 años con Carmen González, con quien tuvo tres hijos -dos mujeres y un varón- quienes le dieron cinco amados nietos.

“Aún recordamos una graciosa anécdota en la participación del proyecto “Quiero mi Barrio”, cuando se disfrazó de burrero sin nunca haberlo sido, y apareció con la burrita “Domitila”. Tantas y tantas vivencias que se vienen a nuestra mente, tanta entrega desinteresada y tanto amor entregado a todos nosotros”, agregó la dirigenta.

Una de las promesas de la comunidad es poder cumplir y concretar los anhelos de don Mario, tales como impedir que “se instale la Planta de Basura en nuestro sector, y haremos lo que esté en nuestras posibilidades, incluso mucho más allá de nuestras fuerzas, para derribar de una vez por todas algo que tanto sufrimiento le causó”, enfatizaron las palabras del discurso.

Otra de las promesas de la comunidad es esforzarse por hacer que la población de Villa Olímpica prospere, finalizando la pavimentación del tramo faltante de calle “Juan Alvarado” y la zanja por tanto tiempo existente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *